La oposición pide reformas de fondo

No rechaza la iniciativa, pero sostiene que se debe eliminar el poder de veto del oficialismo
La propuesta acordada entre los representantes kirchneristas y sus pares radicales en el Consejo de la Magistratura para modificar el sistema de selección de los jueces no despierta pasiones en la oposición que no está representada en ese organismo.

Tres legisladores consultados por LA NACION se mostraron moderadamente a favor de la iniciativa, pero consideraron que para que el Consejo recupere la credibilidad deberían hacerle cambios "de fondo". Todos coincidieron en que es fundamental que se anule la reforma impuesta por el kirchnerismo en 2006, que le dio al oficialismo poder de veto.

Después de esa modificación, cinco de los 13 integrantes del cuerpo responden al oficialismo. Y como para designar o enjuiciar a un juez hace falta el voto de los dos tercios del cuerpo, en la actualidad no se puede tomar ninguna de esas decisiones sin al menos el voto de un kirchnerista.

"Me parece bien el proyecto para cambiar los concursos. Uno de los mayores problemas del Consejo es la demora en el proceso de nombramiento de los magistrados", dijo a LA NACION Federico Pinedo, jefe del bloque de diputados de Pro. "La cuestión de reemplazar los exámenes escritos por otros orales puede ser discutible. Pero si esas audiencias son filmadas, se disipan las sospechas. Parece razonable y creo que podría acelerar los tiempos", evaluó Pinedo.

El jefe de la banca macrista advirtió que, de todos modos, al Consejo le hace falta que el oficialismo pierda el poder de veto. Con ese poder, la presión que se ejerce sobre los jueces es fenomenal", opinó.

La senadora de Santa Fe Federal, Roxana Latorre, dijo que, en principio, el proyecto le parecía bien. "Cualquier sistema que favorezca a la transparencia, bienvenido sea", agregó. Pero aclaró que tanto ella como el senador Carlos Reutemann están pensando en proponer un regreso al sistema anterior a la reforma.

En tanto, el diputado de la Coalición Cívica Juan Carlos Morán sostuvo que si el oficialismo sigue teniendo poder de veto, el cuerpo siempre estará condicionado. "Lo importante es recuperar el equilibrio y que ningún sector tenga tanto poder", dijo.

Comentá la nota