La oposición pide al PJ negociar el reemplazo de funcionarios clave

Tras el revés electoral del oficialismo, el cobismo quiere consensuar nombres para la Fiscalía de Estado, el Tribunal de Cuentas y la Corte.
Antes de que llegue diciembre de 2011 y concluya su gestión, el gobernador Celso Jaque podrá nombrar más de 11 funcionarios para ocupar cargos en organismos de control, entes autárquicos y en la cúpula del Poder Judicial.

Aprovechando el llamado al diálogo que hizo el Gobernador en sintonía con la Casa Rosada y el revés del oficialismo en las elecciones, el intendente cobista Alfredo Cornejo (Godoy Cruz) propuso que esos nombres sean acordados entre todos los partidos con representación parlamentaria, pese a que se trata de una atribución que la Constitución le confiere al Ejecutivo. Desde el Gobierno rechazaron la idea.

"Hay que respetar el sistema", advirtió el ministro de Gobierno, Mario Adaro.

Los posibles recambios de funcionarios podrían darse en el corto y el mediano plazo. El Gobierno ya está buscando un reemplazante al ex fiscal de Estado Pedro Sin, quien dejó su cargo enfrentado con el Ejecutivo en plena campaña electoral, para acogerse a los beneficios de la jubilación.

Pero hay otros funcionarios de esa talla que deben ser propuestos por el Ejecutivo y avalados por el Senado provincial de acuerdo a lo que indica la Constitución provincial que ya están en condiciones de dejar sus puestos respectivos porque están en edad de jubilarse.

Tales son los casos del asesor de Gobierno, César Mosso Giannini; el contador general de Gobierno, José Caviggia; algunos vocales del Tribunal de Cuentas; el procurador de la Corte, Rodolfo González, y seis de los nueve miembros de la Corte Suprema. Además, hay unos 100 jueces que deberán ser reemplazados porque están en condiciones de jubilarse (representan un tercio del Poder Judicial).

Como los relevos de estos funcionarios permanecerán en sus nuevos cargos unos 10 o 15 años más y por lo tanto tendrán incidencia en otras gestiones, desde el sector del vicepresidente Julio Cobos plantean que el Gobierno tiene que "llamar al diálogo" para acordar los nombres.

"Propongo que se establezca un mecanismo de selección de gente idónea. El Gobierno acaba de perder una elección y creo que es muy importante que estemos todos de acuerdo con los nombres de quiénes van a ocupar los cargos en cuestión. Me parece que el tema debe ser parte de la agenda que debería tratarse con el Gobierno provincial en el marco de la convocatoria a diálogo", subrayó Cornejo.

La propuesta del intendente no cayó bien en el Gobierno. Adaro, el ministro político de Jaque y uno de las caras visibles del oficialismo en las negociaciones con la oposición, le pidió a Cornejo que respete "los mecanismos constitucionales" de selección.

El funcionario subrayó de manera tajante: "Para eso está el sistema, la Constitución dice claramente que para que esos cargos queden firmes se requiere el acuerdo del Senado, esa es la instancia que tiene la oposición para mostrar su postura respecto de qué piensa de cada nombre que envía el Ejecutivo".

Como alternativa, Adaro le pidió a Cornejo que lo acompañe "a armar un proyecto integral de reforma constitucional", que es uno de los proyectos que pretende impulsar Jaque antes de dejar el Gobierno y que la oposición desestimó antes de los comicios.

En el Senado, ninguna de las fuerzas tiene hoy mayoría. A partir de mayo, cuando asuman los nuevos legisladores, el oficialismo tendrá 17 legisladores que le respondan y el Frente Cívico Federal (conformado por cobistas, radicales y el ARI) otros 17. Por lo tanto, los demócratas tendrán un peso relativo muy grande por tener los 4 senadores que serán los que desempatarán.

Consultado el presidente del bloque demócrata en el Senado, Carlos Aguinaga, se mostró de acuerdo con la propuesta de Cornejo. "Me parece adecuado que haya un diálogo previo para elegir funcionarios, siempre respetando los mecanismos institucionales. Siempre es bueno buscar consensos especialmente ahora que hay que elegir tanto cargos".

Sin embargo, el senador del PD marcó diferencias con el cobismo. "Lo cierto que el consenso no se ha buscado en esta gestión pero tampoco se llamó durante la administración de Cobos quien siempre mandó al funcionario que quiso y la mitad de ellos fue rebotada por el Senado", se quejó Aguinaga.

En este marco, Adaro avisó que en breve el Gobierno llamará a las fuerzas políticas opositoras para acordar la agenda legislativa de los próximos seis meses, sobre la base de una propuesta que el oficialismo armará esta semana (ver aparte), a la manera de la Nación, en donde las autoridades nacionales llamaron a la oposición principalmente para hablar de una reforma política.

Para el Gobierno, el tema que propone Cornejo no tendrá cabida y es probable que tampoco sea tenido en cuenta otro asunto que ayer el intendente reflotó y que el Frente Cívico Federal postuló apenas ganó las elecciones legislativas: una nueva ley de coparticipación municipal de impuestos.

Comentá la nota