La oposición le pide a Gioja que también abra el diálogo

Opinan que debe llamar a los partidos a debatir temas clave y fijar políticas de largo plazo.
Los principales referentes de la oposición sanjuanina no pasaron por alto los elogios que se escucharon de José Luis Gioja a la presidenta por llamar al diálogo a todos los sectores nacionales y aseguraron que ahora es él el que tiene que pasar de las palabras a los hechos. Quieren que imite a Cristina y que convoque a los partidos políticos y a los actores sociales a discutir temas que consideran vitales para el futuro de la provincia. Pretenden que el temario sea amplio y entre otros puntos, señalaron que hay que abrir un sincero debate sobre minería, producción y seguridad.

En la oposición local consideraron que la convocatoria nacional es buena, pero con reservas. Hay escepticismo sobre la voluntad de la administración kirchnerista de escuchar y tomar los aportes que le lleguen de la vereda de enfrente. En San Juan, aunque dicen que es necesario, también creen que no será fácil discutir sobre un temario libre y que los planteos sean oídos como base de alguna política a futuro.

De todos modos, coincidieron y lanzaron el pedido a un llamado giojista. Y parece que el gobernador tiene en sus planes algo parecido. "Me lo crucé antes de que se fuera de vacaciones y me dijo que cuando vuelva, va a llamar a los legisladores", le contó ayer a este diario el líder de Producción y Trabajo, Roberto Basualdo. Por lo pronto, habrá que esperar el regreso de Europa del jefe del PJ, para ver cuál es el plan.

"Así como dijo que le parece muy bien la convocatoria de la presidenta, nosotros esperamos que él haga lo mismo", dijo ayer el ex candidato a gobernador Miguel Arancibia, hoy al frente del Grupo 1.852.

El líder de Actuar, Rodolfo Colombo, aseguró que el diálogo debería ser promovido por "Gioja y los intendentes" y advirtió: "debe haber una verdadera apertura, sino, no tiene sentido y es más de lo mismo".

Uno de los más virulentos fue Mauricio Ibarra, que hace poco se fue del PJ para abrir una espacio propio. "El gobernador debería hacerlo, pero sabiendo la magnitud de lo que significa diálogo y no sé si pueda", tiró el rawsino.

Mientras que Claudia Rosas, al frente del ARI, fue la única que dijo que le da lo mismo: "para la importancia que le va a dar, sería jugar a lo que la gente quiere, un simulacro".

A pesar de las críticas, cada uno tiene en mente los temas que llevaría a la mesa de debate. Basualdo aseguró que hay que revisar todos los temas mineros, mencionó el medio ambiente y las regalías; discutir una ley de promoción turística y analizar cómo pagar la diferencia para llegar al 82 por ciento móvil para los jubilados.

El titular de Dignidad Ciudadana, Fernando Moya, aseguró que "se debería haber hecho antes", y enumeró a la educación, la seguridad y la reforma política como punto de partida.

Colombo habló de debatir sobre "una verdadera reforma política, trazar un eje productivo e industrial y no puede faltar el tema del agua".

Ibarra se inclinó por el tono de crítica y dijo que él plantearía "cómo hacer más democrática la provincia... cómo mejorar el uso de los recursos para obra pública, porque se gasta más y se hace menos". Y Arancibia sostuvo que "no pueden faltar temas de fondo" como seguridad, producción y minería.

Si se da, no sería la primera vez. En San Juan hubo ensayos hace pocos años atrás por imitar el recordado Pacto de la Moncloa en temas fundamentales, pero terminaron en la nada (Ver Intentos frustrados).

Comentá la nota