La oposición pide que sea derogada la contribución para la salud

El pedido de Malaguti -avalado por su bloque más el de la Coalición Cívica y Consenso Local- fue formulado al considerar que ya no sería necesario recurrir a un aporte extra de los contribuyentes para afrontar los gastos del área debido a que la situación económica de la comuna mejoraría a partir de la decisión de la Nación y la Provincia de hacerse cargo de los costos del sistema de educación municipal, con una inversión anual de 118 millones de pesos.
"Frente al anuncio es evidente que deja de tener sustento el cobro de la sobretasa", indicó Malaguti.

Más allá de que resulta necesario conocer la letra chica del convenio, el acuerdo representaría una suma cercana a los 80 millones de pesos para este año y 118 millones para los próximos, precisó.

"Cuando el intendente propuso la contribución para salud, el argumento fue que dicha área estaba desfinanciada debido a que el presupuesto destinado a educación consumía demasiados recursos municipales, por lo que no le quedaba dinero disponible para mejorarla. Hoy, de acuerdo a lo informado por el propio intendente, ese argumento ya no existe", aseguró el concejal.

"Continuar con su cobro, cuando se han extinguido las razones que motivaron el mismo, sería estafar a nuestros vecinos", agregó.

Al conocer la iniciativa del edil radical, el secretario de Salud, Alejandro Ferro, calificó de "precoz y mezquino" pensar en dejar sin efecto la contribución cuando recién ha sido cobrada la primera cuota. "Esta gestión asumió ante la ciudadanía el compromiso de utilizar ese dinero para invertirlo en salud, como una política de Estado", dijo.

"Nosotros encontramos a la salud municipal en un estado lamentable y vergonzoso. Daba pena ver que las salas sanitarias estaban destruidas, no había recursos y los vecinos tenían que levantarse a las 4 de la madrugada para conseguir un turno. Sabemos que queda mucho por hacer y las primeras mejoras que nos hemos propuesto realizar son fruto de esta contribución que, según habíamos acordado, algunos marplatenses realizarán para mejorar las cosas", señaló el funcionario.

Por ejemplo hizo notar que con los fondos su área ya emprendió "el hecho histórico" de hacer un llamado a licitación para comprar medicamentos por un monto de 2 millones de pesos y está a punto de inaugurar una nueva sala de salud en Parque Independencia. "Además tenemos planeado adquirir mamógrafos, computadoras y otros equipos para rearmar un servicio que estaba destruido" por lo que consideró "temerario" plantear la derogación de la contribución.

Según recordó Malaguti la sobretasa implicó aumentos de hasta $32 por bimestre sobre la Tasa de Servicios Urbanos estando previsto recaudar alrededor de 15 millones de pesos anuales.

"Para muchos contribuyentes de la ciudad, especialmente los que menos servicios reciben del municipio, la contribución especial significó aumentos del 30 y hasta el 40%, demostrando la inequidad de una propuesta que se sumó a otros dos aumentos de tasas en poco menos de un año y medio", señalo Malaguti

Comentá la nota