La oposición se une para la fiscalización

Referentes de Pro, la UCR, la CC y el socialismo temen irregularidades; reclaman más controles y fondos y quieren un fiscal general
Representantes de toda la oposición anunciaron ayer un acuerdo para fiscalizar juntos las próximas elecciones, ante el temor de que se puedan repetir irregularidades como en los últimos comicios.

Referentes de la UCR; la Coalición Cívica, de Elisa Carrió; Pro; el socialismo; el Frejuli; Recrear, y el Partido Demócrata Progresista realizaron una conferencia de prensa conjunta y pidieron no subestimar "el grado de desesperación del Gobierno". También reclamaron a los votantes independientes que se presenten como fiscales "del partido que más les guste".

"Necesitamos 100.000 fiscales por partido en todo el país, si no, no tenemos garantizada la elección", sostuvo el diputado Esteban Bullrich, de Recrear. Como descuentan que no los conseguirán, anunciaron que sus respectivas agrupaciones compartirán los fiscales en los colegios donde falten contralores.

También explicaron que piensan crear la figura de un fiscal general de la República, alguien que no pertenezca a ningún partido político y vigile los comicios, y para eso intentarán seducir al rabino Sergio Bergman.

Además le hicieron pedidos muy concretos al Gobierno: que antes del 28 de junio las autoridades de mesa estén debidamente capacitadas y que aumente los fondos de la Cámara Nacional Electoral, para que pueda fiscalizar las elecciones.

Los referentes opositores quieren que haya un representante de la justicia electoral en cada escuela, para vigilar los comicios y reponer boletas en caso de faltantes, y para eso se necesita una partida presupuestaria extra. Por eso afirmaron que si el Gobierno no entrega los fondos, será "otra manera de hacer trampa" en las urnas.

También aprovecharon para anunciar que garantizarán la gobernabilidad el día después de las elecciones, aunque el Gobierno pierda, y que habrá un acuerdo básico entre toda la oposición para trabajar juntos en el Congreso por "los grandes temas del país".

"No somos un salto al vacío. El Gobierno está acostumbrado a meter miedo, pero si pierde, no pasa nada", expresó el presidente de la UCR, Gerardo Morales, encargado de abrir la conferencia en el Club Español. "Votar a la oposición es un voto seguro", agregó Morales, casi como eslogan de campaña.

En la misma línea, el jefe de la bancada de Pro en Diputados, Federico Pinedo, vaticinó que el 28 de junio la oposición va a quedar con mayoría en el Congreso y dijo que "van a garantizar la gobernabilidad futura" del país. De hecho, estas mismas fuerzas convocadas por el ex diputado Guillermo Alchouron avanzaron en la firma del Acta del Consenso Republicano, que contemplará una agenda parlamentaria común tras las elecciones que promueva la institucionalidad, la producción y la seguridad jurídica.

El otro eje del Encuentro por la Transparencia Electoral fue la fuerte crítica a la decisión oficial de adelantar las elecciones (originalmente pautadas para octubre) y las listas testimoniales, integradas por gobernadores e intendentes kirchneristas.

La diputada Patricia Bullrich (Coalición Cívica) insistió que en las últimas elecciones hubo "robo sistemático" de boletas opositoras, y opinó que éstas también serán unas elecciones irregulares. "El Gobierno ya dijo que va a poner a gobernadores e intendentes a pelear su poder a como dé lugar", advirtió.

El más vehemente fue el representante del peronismo puntano, el diputado Luis Lusquiños (Frejuli), que dijo que "pinta un nuevo escenario de fraude electoral".

Los otros integrantes de la mesa, en cambio, evitaron usar la palabra fraude y prefirieron decir que "un solo voto que no se cuente correctamente ya es una estafa" a la sociedad. "Llamamos a los ciudadanos a que se presenten como fiscales, porque está en riesgo la democracia", se sumó Patricia Bullrich.

De la reunión también participaron la diputada socialista Laura Sesma (Córdoba) y el demócrata progresista Luis Galvalisi (Capital), que avisó que si aumenta la cantidad de mesas para agilizar la votación, se necesitarán más fiscales.

Los reclamos

* Fiscales. Los partidos opositores compartirán sus fiscales, pero igual pidieron voluntarios entre los ciudadanos. Además quieren crear la figura del fiscal general de la Nación, y que el rabino Sergio Bergman ocupe ese cargo.

* Fondos. Reclamaron partidas presupuestarias para la justicia electoral y que haya un representante de la Justicia en cada escuela que reponga boletas en caso de faltantes.

* Autoridades. Le exigieron al Gobierno que garantice que habrá autoridades de mesa bien capacitadas antes del día de la elección, que se adelantó para el 28 de junio.

Comentá la nota