En la oposición ya negocian para armar un frente contra Kirchner

A partir del operativo clamor del oficialismo para instalar la candidatura del ex presidente, Duhalde, el macrismo, Solá y De Narváez evalúan ir juntos en 2009. Analizan hacer una interna abierta para definir quién podría encabezar la lista. Por: Mariano Thieberger

El operativo clamor que lanzó el oficialismo para instalar a Néstor Kirchner como candidato a diputado en la Provincia para 2009 generó, casi de inmediato, movimientos en la oposición para armar un frente electoral que intente derrotar al ex presidente. Pese a que son muchos los que creen que Kirchner finalmente no será candidato, el macrismo, Francisco De Narváez y Felipe Solá, con la supervisión en las sombras de Eduardo Duhalde, ya pusieron en marcha las negociaciones para tratar de unir fuerzas. Y para resolver los escollos principales, quién encabezaría la lista y cómo se repartirían los lugares, empezó a analizarse la posibilidad de que los distintos candidatos opositores se enfrenten, en abril o mayo próximo, en una interna abierta.

La movida parece demasiado ambiciosa. Sobre todo si se tiene en cuenta que, salvo en la pulseada por las retenciones móviles, la oposición no tuvo demasiado éxito en sus embestidas contra el kirchnerismo. Esta semana, de hecho, sumó un nuevo fracaso cuando no logró armar una sesión especial para tratar la derogación de los superpoderes. Fue en el Congreso, precisamente, donde comenzaron los contactos para avanzar en la conformación de una alianza, aunque después de 2001 es lógico que nadie quiera usar esa palabra.

"Tenemos la necesidad de armar un frente que convoque a toda la oposición, y la única forma de dirimir la conformación de las listas es a través de una interna. Yo estoy dispuesto y lo he propuesto", dijo a Clarín De Narváez, uno que ya está anotado en la pelea.

Otro de los que tiene aspiraciones personales, Jorge Macri (primo del jefe de Gobierno porteño y presidente de PRO bonaerense) coincidió con su ex aliado: "Si Kirchner quiere hacer una demostración de fuerza en la Provincia, sería importante que la oposición fuera junta y le ganara". En lugar de una interna, el macrismo propondría que para repartir los lugares en las listas se tuvieran en cuenta las encuestas, pero no sólo de los candidatos bonaerenses sino también de sus dirigentes nacionales. "'Cuánto vale el apoyo de Mauricio en la Provincia?", preguntan mientras muestran algunos sondeos que dejan bien parado al jefe de Gobierno. Y los menos convencidos aclaran: "Sólo estaríamos dispuestos a participar de ese armado si le sirve a nuestro proyecto de Mauricio presidente, de lo contrario le estaríamos regalando un triunfo a Duhalde".

Mientras en privado se muestra cada vez más convencido de renunciar a su banca para volver a competir pero por afuera del kirchnerismo, Solá también habló recientemente con Duhalde sobre la conformación de un frente bonaerense anti K. Por eso Jorge Sarghini, que comenzó a trabajar junto a Solá, se manifestó en la misma línea: "Aliento la posibilidad de que el peronismo no kirchnerista de la Provincia tenga una expresión única y, en la medida en que la columna sea de base peronista, no descarto otros acuerdos programáticos que no se agoten en lo electoral".

El papel de Duhalde ya provoca cortocircuitos. Algunos creen que puede ser "el gran factor aglutinador" y otros, en cambio, suponen que su participación podría "terminar contaminando todo".

La Coalición Cívica de Elisa Carrió tomó distancia de esta iniciativa. "Sabemos que existe una gran demanda de la sociedad para que la oposición se junte para enfrentar a Kirchner, pero no creemos en la aventuras políticas y no participaremos de una interna del PJ", afirmó Margarita Stolbizer, candidata de Carrió en la Provincia. Otros dirigentes bonaerenses de la Coalición no son tan contundentes al negar un posible frente.

El radical Leopoldo Moreau opinó que "unirse contra Kirchner sería reeditar la experiencia de la Alianza, la UCR tiene que mantener su rumbo y evitar los rejuntes. Nuestra política de alianzas no puede ir mucho más allá del socialismo y el cobismo".

Vaya a ser candidato o no, Kirchner ya marcó el inicio de la pelea electoral 2009.

Comentá la nota