La oposición municipal sostiene que falta de quórum no es motivo de juicio político

Integrantes de los bloques del PJ y del ARI en el Concejo Municipal de Resistencia defendieron la falta de quórum como mecanismo de uso legal dentro del cuerpo deliberante y, en ese sentido, señalaron que las inasistencias generadas por este motivo no deben ser consideradas como injustificadas, es decir que no pueden ser causales de juicio político.
La concejala del bloque justicialista, Clarisse Pasmanter, y su par del ARI, Rafael Kadlec, coincidieron en señalar que es válida la decisión de los legisladores municipales que entienden que se puede apelar a la falta quórum para evitar que, en determinados casos puntuales, se intente aprobar algún asunto que no se ajuste a lo que establecen la Carta Orgánica del municipio o la Constitución de la provincia.

De esta manera, los concejales salieron al cruce de advertencias que indicaban que por faltas injustificadas los concejales podrían ser sometidos a juicio político, tal como lo plantearon abogados del foro local, ante los fracasos de las últimas sesiones del Concejo. Los letrados observaron que el artículo 147 de la Carta Orgánica sostiene textualmente que: "Serán causales de juicio político el mal desempeño o falta de cumplimiento de los deberes a su cargo; ausentismo notorio e injustificado; incapacidad física o mental sobreviviente; la comisión de delito en el ejercicio de sus funciones, o delito doloso."

Pasmanter recordó que la oposición había apelado a la falta de quórum porque consideraba que el oficialismo pretendía dar de baja a la concejal María Alejandra Carballeira sin, justamente, seguir el camino que establece ese mismo artículo de la Carta Orgánica para los casos de "incapacidad física o mental sobreviviente", es decir el juicio político.

"La Alianza presentó en mayo un proyecto para la baja de Carballeira y haciendo uso de la mayoría automática lo giró a la Comisión de Hacienda y Presupuesto, negando que vaya a la Comisión de Asuntos Generales que también correspondía", recordó Pasmanter.

"Es decir que nos utilizaron para tener quórum para sesionar, para luego aplicar la mayoría automática forzando la aprobación. Es este el motivo por el cual no fuimos a las sesiones, porque dábamos quórum y la Alianza quería aprobar en forma automática un instrumento que en el fondo es ilegal, por no haber seguido el procedimiento establecido por la Constitución Provincial y la Carta Orgánica Municipal, con la soberbia de la mayoría, quieren dejar de lado las normas legales", remarcó Pasmanter.

"Desde este punto de vista es que no concurrimos a la sesión. Recurrimos a la última y única herramienta constitucional que nos quedaba, que fue no dar quórum", añadió.

Ausencias justificadas

Por su parte, el concejal del ARI, Rafael Kadlec, coincidió con Pasmanter, y señaló que las ausencias generadas en los días en los que los bloques opositores no dieron quórum no deben ser consideradas como ausencias injustificadas. De este, explicó el concejal, no se habría incurrido en una falta que justificara un juicio político.

"La falta de quórum es una de las últimas herramientas que nos quedan en situaciones como éstas", sostuvo Kadlec.

Falta diálogo

La concejal Pasmanter, a su vez, sostuvo que la situación que atraviesa el Concejo actualmente en receso por la emergencia sanitaria- se debe "a la falta de voluntad de diálogo del Ejecutivo municipal y del bloque de la Alianza". "Esperamos que cuando se reanuden las sesiones se abra una etapa de diálogo concreto para abordar problemas como el caos en el tránsito, la urbanización de las tierras municipales y avanzar en la aprobación del presupuesto, entre otros temas importantes", señaló Pasmanter.

Comentá la nota