La oposición, lista para el desafío

Varios referentes opositores se configuran como contrincantes de Kirchner en una virtual candidatura a senador o a diputado nacional. De Narváez, Stolbizer, Solá e incluso Ricardo Alfonsín están listos para el momento de la verdad
La Kandidatura del ex presidente Néstor Kirchner a senador o diputado nacional levantó expectativas y opiniones no sólo en el oficialismo sino también en la oposición.

Es claro. Una postulación de Kirchner por la Provincia de Buenos Aires agitaría el clima opositor ahora que hay peronismo disidente, cobistas y radicales tentados a juntarse con la Coalición Cívica.

En esos sectores ya están preparados para lidiar con el ex presidente. Es más, se podría decir que lo están esperando con los brazos abiertos para competir con él, habida cuenta de la derrota que en el Congreso obtuvo el kirchnerismo con la resolución 125 que imponía las retenciones móviles al agro.

De hecho, el diputado justicialista disidente Francisco de Narváez aseguró ayer que enfrentará a Néstor Kirchner si el ex presidente se postula para ser senador por la provincia de Buenos Aires en los comicios legislativos del año próximo, y vaticinó que será “el punto final para una forma de hacer política que no se quiere más”.

De Narváez dijo que quiere disputar la senaduría con el ex presidente “para confrontar el país de la bronca, del conflicto innecesario que expresa el kirchnerismo, con el país normal, que quiere crecer con bases sustentables en el tiempo, que es al que a mí me gustaría representar”.

“La noticia de hoy es que posiblemente se presente el ex presidente Kirchner como candidato a senador por la provincia de Buenos Aires. Para mí es una muy buena noticia. Quisiera estar en la vereda de enfrente construyendo una lista de consensoque surja de una interna’, afirmó.

En declaraciones radiales, De Narváez aseguró que “la elección de la provincia de Buenos Aires va a ser el punto límite, el punto final para una forma de hacer política que no se quiere más ni en la provincia ni en la Nación”.

Sin embargo, todavía está pendiente un acuerdo entre el diputado nacional Felipe Solá y el sector del duhaldismo que De Narváez representa.

El ex presidente Duhalde ya expresó su deseo de que se arribe a un acuerdo, después de que el ex gobernador planteara su disidencia con el kirchnerismo y se alejara del bloque oficialista.

En la vereda de enfrente está la Coalición Cívica y la UCR. Este fin de semana, el sector que lidera Ricardo Alfonsín lo promovió como posible candidato a diputado nacional, antes de que trascendiera que Kirchner podría ser candidato.

Es que en rigor, como para aspirar a una senaduría Kirchner debería promover la renuncia de Eric Calcagno, no son pocos los que aventuran que podría presentarse para diputado nacional.

En ese caso, ya tiene otra rival: Margarita Stolbizer. La ex candidata a gobernadora bonaerense ya tiene prácticamente definida su candidatura, aunque hace un tiempo que no se habla de ella.

Lo que ocurre es que su postulación fue definida y anunciada por Elisa Carrió mucho tiempo antes de que se esbozara un acuerdo con la UCR. En ese momento, no había otro posible candidato para la Coalición que quien intentó llegar a la gobernación y salió segunda.

El rumor de un Kirchner senador o diputado para 2009 ya había sonado. En ese momento, la propia Margarita aceptó el desafío, convencida de que la crisis del campo no dejará ganar al ex presidente.

En el acuerdo CC-UCR todavía cabe esperar el lugar de los cobistas, aquellos que salieron ganando con la crisis del campo, cuando el voto “no positivo” del vicepresidente Julio Cobos, los catapultó como defensores del campo.

Por ello, ese entendimiento filorradical, con gente que provino del mismo partido, podrá definir aún un poco más la situación.

Según versiones periodísticas, Kirchner habría decidido este fin de semana ser candidato a senador en la provincia de Buenos Aires para apuntalar a su esposa, la presidenta Cristina Fernández, en las legislativas del año próximo (ver página 3).

Las especulaciones, por estas horas y en todos los ámbitos, son muchas. Las candidaturas, aunque algunas definidas, son todavía muy prematuras.

Comentá la nota