La oposición se lanzó a buscar fiscales.

Por el temor al fraude, buscan gente para el escrutinio; Unión Pro reclutó 15.000 voluntarios y el ACyS hizo publicidad en las calles.
En los últimos doce días que restan para las elecciones legislativas, las dos principales fuerzas de la oposición, Unión Pro y el Acuerdo Cívico y Social, concentrarán todas sus energías en ajustar la fiscalización de los comicios en el bastión más importante del país, Buenos Aires. Su temor es que el Gobierno, que por primera vez no tiene la victoria asegurada en ese distrito, apele a maniobras de fraude para imponerse, aunque sea por escaso margen, sobre sus rivales.

Pese a compartir esa preocupación, Francisco de Narváez y Margarita Stolbizer, primeros candidatos a diputados nacionales de Unión Pro y del Acuerdo Cívico, respectivamente, no compartirán el operativo de fiscalización. Cada uno ultima sus preparativos por su cuenta. El desafío es enorme: para un control óptimo se requeriría un ejército de 40.000 fiscales, si se considera que en la provincia habrá 31.428 mesas de votación, a lo que se debe sumar un fiscal por cada una de las 5030 escuelas que participan del comicio.

No sólo eso: hay enclaves del conurbano bonaerense de difícil acceso, incluso peligrosos, que requieren fiscales curtidos y no corruptibles. Los mayores temores de la oposición radican en la tercera sección electoral, sobre todo en los partidos de La Matanza (que contempla, entre otras localidades a Laferrere, González Catán, Virrey del Pino); Lomas de Zamora, Florencio Varela, Almirante Brown y Berazategui. También en la primera sección: Tres de Febrero, José C. Paz y Merlo.

¿Cómo afrontar semejante desafío? Una vez más, y tal como se observa en la campaña publicitaria, Unión Pro saca una ventaja sideral sobre el Acuerdo Cívico y Social. De Narváez, que no escatima costos, lanzó hace más de un mes, vía spots televisivos e Internet, una fuerte campaña de reclutamiento de fiscales en toda la provincia, a los que capacita con cursos presenciales y online. Su jefe de campaña, Gustavo Ferrari, asegura que ya reclutaron unos 15.000 fiscales voluntarios, a los que se suman los "fiscales políticos" (candidatos y dirigentes del espacio en los distintos distritos). "No habrá mesa en donde no haya un fiscal nuestro", asevera.

No sólo eso: Unión Pro ya imprimió la friolera de 100 millones de boletas, a razón de 10 por cada elector, que ya comenzaron a repartirse. Además, se prevé instalar un sistema de cámaras y de comunicación para denunciar en el acto eventuales maniobras de fraude.

"Estamos cuidando que nadie se tiente con cambiar la voluntad popular", remarcó ayer De Narváez en Mar del Plata, donde mantuvo un encuentro con sus fiscales partidarios. Y aclaró que si se advierte una situación de esas características, "el fraude tendrá nombre y apellido" porque, insistió, "no quedaría impune".

"Todo intento de fraude será denunciado mediáticamente; con la gente y con los medios de comunicación podemos prevenirlo", sostuvo, por su lado, Jorge Macri, primer candidato a diputado provincial.

"Tu voto vale"

Más modesto, el Acuerdo Cívico y Social también puso en marcha una fuerte campaña de reclutamiento de fiscales, con resultados dispares. Instalaron mesas repletas de volantes con la consigna "Tu voto vale, defendelo" y los rostros de Carrió y sus candidatos bonaerenses, Stolbizer y Ricardo Alfonsín. Allí mismo comenzaron a inscribir más voluntarios, y el método se suma al reclutamiento vía Internet.

Los dirigentes del Acuerdo Cívico admiten que el desafío es difícil. "Estamos preparados para un 28 muy complicado; todo el mundo tiene que fiscalizar hasta la última hora, debemos monitorear muy bien esta elección", afirmó ayer Elisa Carrió en una visita de campaña a Chaco, junto con el titular de la UCR, el senador Gerardo Morales.

"Vamos a hacer el máximo esfuerzo, pero sabiendo que el oficialismo tiene un tipo de militancia acostumbrada a este tipo de prácticas", afirmó la diputada y jefa de campaña del ACyS, Patricia Bullrich.

Más allá de las previsiones, en el espacio panradical advierten que al habitual robo de boletas opositoras podría sumarse la "ausencia" a último momento de presidentes de mesa; como se sabe, de ocurrir esta situación el puesto es cubierto por el primer ciudadano que se presenta a votar en esa mesa.

"Habrá muchos madrugadores del PJ", ironizan en la oposición. De hecho, Stolbizer reclamó el jueves último a la justicia electoral la publicación de la lista oficial de autoridades de mesa.

Claves

* Unión Pro: lanzó un operativo para reclutar fiscales y asegura haber convocado unos 15.000. Empero, no cuenta con una estructura partidaria fuerte luego de la "desperonización" de las listas de candidatos.

* Acuerdo Cívico y Social: con menos recursos, recluta fiscales en la vía pública e Internet. Pero hasta ahora logró reunir sólo un fiscal cada dos mesas, admiten.

Comentá la nota