La oposición insistirá con las audiencias en el interior del país

Pedirán autorización a las autoridades de Diputados para hacerlas a pesar del rechazo oficialista.
Pese a la votación en que se impuso el oficialismo, los bloques opositores de la Cámara de Diputados insistirán con realizar siete audiencias públicas en el interior del país, previas a habilitar el debate del proyecto de ley de radio difusión a las organizaciones sociales de las provincias.

Esa ronda de siete audiencias fue lo que aprobó ayer la comisión de Libertad de Expresión que preside la diputada radical Silvana Giúdici. Y es además la postura que todos los bloques opositores sostuvieron en el plenario de las comisiones de Presupuesto, Comunicaciones y Libertad de Expresión que sesionó ayer durante casi ocho horas.

Sin embargo, el kirchnerismo apretó el acelerador y con la fuerza del número convocó a tres audiencias públicas que se harán en el Congreso el martes, miércoles y jueves de la semana próxima.

Luego del debate, Giúdice le dijo a Clarín que enviará una nota al presidente de la Cámara baja Eduardo Fellner, pidiéndole autorización para hacer las siete audiencias públicas en Salta, Mendoza, Corrientes, Chubut, Córdoba, La Pampa y la Ciudad de Buenos Aires.

En el debate de ayer, por su parte Claudio Lozano (Proyecto Sur) y Eduardo Macaluse buscaron, en vano, conseguir que el oficialismo admitiera que se hicieran las audiencias públicas en el interior, en simultáneo con las tres audiencias públicas en el Congreso, convocadas para la semana que viene.

El diputado de la Coalición Cívica Francisco Ferro lamentó "que se haya acordado una metodología que impide el debate sólo para ganar tiempo. No hay razones para no hacer las audiencias públicas. Hay que hacer el esfuerzo -apuntó- de ir hacia aquellos que no pueden venir a la Capital".

A la espera de la decisión que adopte Fellner para saber si cuentan con el paraguas de la máxima autoridad de la Cámara, los bloques de la oposición acordaron garantizar la presencia de organizaciones no gubernamentales que están en desacuerdo con el proyecto del Gobierno de radio difusión, en las audiencias públicas del martes, miércoles y jueves llamadas por el oficialismo.

Los jefes de la UCR, Oscar Aguad; del PRO, Federico Pinedo; el nombrado Ferro por la coalición Cívica; Luis Lusquiños por el PJ disidente; Daniel Katz por el cobismo, y el monobloque Memoria y Democracia de Norma Morandini se reunieron ayer a primer hora de la mañana para trazar una estrategia que permitiera, al menos, bloquear la intentona kirchnerista de apurar el caballo y sacar dictamen del plenario de las comisiones el viernes próximo, un día inusual que los diputados del interior utilizan para viajar a sus respectivas provincias.

La alternativa que manejaban es que la comisión de Libertad de Expresión consiguiera mayoría para postergar la firma del dictamen. Para ello precisaban que Claudio Macaluse (titular del bloque Sí) actúe en sintonía con el resto de la oposición y entonces, por ocho votos contra siete se rechazaría emitir dictamen.

Además de las posturas de fondo sobre el alcance de este proyecto, una negativa de la comisión de Libertad de Expresión a sumarse al dictamen conjunto de las tres comisiones produciría una discusión reglamentaria que puede llegar a incomodar al oficialismo.

Y fue así: en el plenario Giudici insistió en que el voto de su comisión no podía diluirse en las mayorías oficialistas formadas por la suma de las tres comisiones. El oficialismo lo descartó. Pero el tema quedó abierto.

Comentá la nota