La oposición fustiga al Gobierno por los bolsones.

Dirigentes de distintos partidos criticaron duramente los dichos del gobernador José Alperovich, quien días atrás afirmó que en su gestión nunca se realizó prebenda electoral...

Los dichos del gobernador José Alperovich, quien el jueves aseguró que su Gobierno "nunca entregó bolsones" en tiempos electorales y negó que exista clientelismo político en la provincia, como había afirmado el Arzobispo de Tucumán Luis Villalba en su reciente visita al Papa Benedicto XVI, dispararon un vendaval de críticas por parte de la oposición.

Los dirigentes de distintas fuerzas políticas consultadas por EL SIGLO no sólo sindicaron al PE, en la cabeza de Alperovich, como el principal exponente de la prebenda electoral, sino que además advirtieron que esas viejas mañas de la política serán utilizadas por el oficialismo en los comicios del próximo 28 de junio.

El legislador provincial y titular de Fuerza Republicana, Ricardo Bussi, consideró que con sus declaraciones "Alperovich vuelve demostrar su desapego con la verdad, al negar una realidad que conoce todo Tucumán, como es la utilización de los pobres que hace el Gobernador en cada elección, lo cual lo convirtió en el principal repartidor de bolsones de la República Argentina. Todos vemos los días de los comicios los vehículos de los punteros y dirigentes repartiendo bolsones y usufructuando con la pobreza para ganar votos", disparó.

El parlamentario opositor admitió que cuando su padre, Antonio Domingo Bussi, era gobernador de Tucumán "también se distribuían bolsones entre las familias más humildes"; tras lo cual aclaró que "eso solamente se hacía a través de Cáritas y la Iglesia para darle transparencia y despolitizar la ayuda social. Después llegó al poder el peronismo y convirtió la asistencia social en un instrumento electoral abusivo y desvergonzado", agregó.

Según vaticinó Bussi (h) "en las próximas elecciones desde el oficialismo volverán a implementar esta cruel práctica del clientelismo. Pero, en algún momento el pueblo, que no es tonto, se cansará y terminará votando en su contra, por más bolsones que reparta", sentenció.

"Le toma el pelo a la gente"

A su turno, el parlamentario radical José Cano, sostuvo que "la única realidad absoluta es la que dijo monseñor Villalba, al denunciar el clima permanente de clientelismo y corrupción que impera en el país y Tucumán". En tal sentido, aseveró que "todo el mundo en la provincia sabe que este Gobierno hace uso discrecional de los fondos públicos en las elecciones, comprando voluntades y entregando bolsones a mansalva, amparado por la pobreza y la impunidad. Alperovich le toma el pelo a la gente al decir que nunca entregó bolsones", resumió.

Cano también advirtió que "en la próxima elección se multiplicará el usufructo de la pobreza por parte del oficialismo y la compra de voluntades será un hecho al igual que la entrega de bolsones".

El legislador radical recordó que cuando el hoy diputado oficialista Alfredo Dato presidía la Corte de Justicia "dijo que entregar bolsones no es delito, aunque se olvido de decir que sí es delito hacerlo con la plata del pueblo".

El referente del Frente Cívico también reconoció que "la sociedad es la que no debe permitir este tipo de atropellos, votando a conciencia, porque no hay control ni fiscalización que valga frente al uso del aparato del estado para hacer clientelismo. Es muy difícil luchar contra eso, sobre todo cuando hay impunidad", acotó Cano.

Por su parte, Esteban Jerez (Ciudadanos Contra la Corrupción) legislador provincial e integrante de la alianza Unión Pro Federal, que encabeza el ex vicegobernador Fernando Juri, opinó que "hay una gran hipocresía por parte del Gobernador al negar que haya clientelismo, porque, además de fotografías que muestran a punteros del oficialismo repartiendo bolsones en días de elecciones, hay denuncias concretas en la Justicia". Por otro lado, Jerez dijo no tener dudas "de que en las próximas elecciones Alperovich y sus punteros seguirán tomando de rehén a la gente que menos tiene, usufructuando la pobreza y las necesidades, comprando voluntades para beneficio propio".

Piden no confundir al pueblo

"El Gobernador puede mentirle a algunos y durante un tiempo, pero no se puede engañar a todos y durante todo el tiempo; porque todos sabemos que él mismo es el producto del reparto de bolsones y de todas las prácticas electorales reñidas con la moral pública, entre ellas, el clientelismo". Con esa frase, el legislador Osvaldo "Renzo" Cirnigliaro (Partido Laborista) salió al cruce de los dichos de Alperovich, a quien recomendó "no confundir al pueblo negando abiertamente una realidad innegable".

Además, el opositor consideró que "un hombre público, como el Gobernador cuando miente, traiciona a todos, al electorado, a su familia y a su comunidad. De cualquier modo, le queda poco tiempo, porque jamás las tinieblas prevalecerán sobre la luz", espetó.

Comentá la nota