"La oposición está al borde de un ataque de nervios"

El dirigente de la CGT defendió el Gobierno.
El secretario de Derechos Humanos de la Confederación General del Trabajo (CGT), y titular de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), Julio Piumato, se entrevistó ayer con el presidente de la Corte Suprema, Antonio Estofán. Por un lado, solicitó que la ayuda social a los empleados judiciales supere los $ 250 que pautó el PE para los estatales. Según dijo, Estofán respondió que este año, los judiciales lograron mejores acuerdos que otros gremios y que por ahora no podían superar esa cifra. También le planteó que al secretario adjunto de la seccional local de la UEJN, Omar Maldonado, se le inició un proceso administrativo, lo que interpreta como una persecución. "Dijo que no estaba al tanto del sumario, pero que se iba a ocupar. Seguiremos en marzo. Ojalá se resuelva amistosamente y no nos veamos compelidos a hacer valer nuestros derechos de otra forma", advirtió.

LA GACETA habló con Piumato sobre la actualidad de la CGT, la imagen del Gobierno y el caso de los autoconvocados de la salud, entre otros puntos.

- Hace tiempo se dio un cruce en la CGT entre los llamados "gordos" y el secretario general, Hugo Moyano, ¿cómo está hoy la situación?

- No fue un cruce. Fueron fuegos artificiales mediáticos motivados por quienes quieren medrar con la división del movimiento sindical. Si algunos dirigentes tienen diferencias políticas con Moyano, va por cuenta de ellos.

- La presidenta, Cristina Fernández, ¿dio un espaldarazo a la CGT?

- También fue un apoyo importante al Gobierno, porque representa un modelo en el que los trabajadores vemos que día a día mejora nuestra condición.

- ¿Cómo observa al Gobierno?

- La oposición creía que el Gobierno no llegaba al 10 de diciembre. Pero el oficialismo retomó la iniciativa: nacionalización de Aerolíneas, asignación familiar, aumento a jubilados, Ley de Medios, reforma política y reapertura de la negociación de los bonos. La oposición está al borde del ataque de nervios. Lo grave son las amenazas a la Presidenta. No salieron a defender el orden constitucional ni la investidura presidencial. Quizá la queja tenga raíz política. Vamos por buen camino, y eso preocupa.

- ¿Qué opina de los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre libertad sindical?

- Estamos de acuerdo con todo lo que sea defender al trabajador. (Pero), la Corte cita un decreto de la dictadura de (Pedro E.) Aramburu, y fallos de la Corte de (Juan Carlos) Onganía. No podemos usar fallos que convalidaron la violación de la Constitución. Es un contrasentido absoluto. Eso nos preocupa.

- Uno de los movimientos gremiales más importantes de Tucumán en los últimos años estuvo encabezado por autoconvocados. ¿La dirigencia está en crisis?

- Los dirigentes deben estar junto a los trabajadores. Si un trabajador ve que el dirigente llega a las 12, no le tendrá mucho respeto. Y es lógico que busque otras opciones; en este caso, una autoconvocatoria. Pero no se puede hablar de crisis por un hecho puntual.

Comentá la nota