Oposición episcopal

La propia Conferencia Espicopal ha denunciado esta concentración y extranjerización de la tierra en todo el país.
Lo ha estampado en el documento "Una tierra para todos", donde la iglesia afirma que "la falta de una política estatal fundada en un equilibrada distribución de las tierras rurales, en el marco del predominio de una concepción utilitaria de la propiedad como un bien de mercado y no como bien social, fue generando en nuestro país un fuerte proceso de concentración de las tierras productivas".

Este proceso de casi tres décadas de duración, continúa actualmente vigente y afecta tanto a la provincia de Formosa como otras del país, colocándola a la misma entre las primeras en ventas de sus tierras.

Situación que muchas veces desfavorece a los pequeños y medianos productores agrícolas entre otros, debido a que el principal factor de concentración no sería la ampliación de la frontera agrícola por ventas de tierras fiscales, sino la venta de derechos de posesión de pequeños productores empobrecidos a grandes corporaciones de capitales, nacionales y extranjeros.

Comentá la nota