La oposición empieza a tomar distancia del desplazado titular del BCRA

"Me parece que a partir de este momento Redrado empieza a desprestigiar los logros que había tenido antes", lanzó Pinedo
Lo que hasta ayer fue una defensa irrestricta, aunque con matices, empieza a mostrar fisuras.

La decisión de Martín Redrado de condicionar su presentación ante la comisión especial del Congreso que debe aconsejar al Poder Ejecutivo sobre su remoción de la presidencia del Banco Central a que Cristina Kirchner anule el decreto de necesidad y urgencia (DNU) con el que lo destituyó generó malestar, no sólo dentro del cuerpo legislativo, sino también entre referentes de la oposición.

"Me parece que a partir de este momento Redrado empieza a desprestigiar los logros que había tenido antes. Encabezó una causa importante que era defender las reservas, la independencia del Banco Central y la posición argentina frente a los embargos de los fondos buitre. Pero, ahora, no entiendo su estrategia", planteó el jefe del bloque de Pro en la Cámara de Diputados, Federico Pinedo.

En el mismo sentido, el legislador dijo no entender las condiciones impuestas por Redrado. "Que lo citen significa que le dan derecho de defensa. Si no va, el único que se perjudica es él", razonó en declaraciones a radio Mitre.

Pinedo no se detuvo allí. Destacó que el destituido presidente del Central haya resistido el uso de reservas de la entidad para pagar deuda pública pero añadió: "Una vez que la consolidación de todo eso se logró con las sentencias de la Cámara Federal me parece que no tiene ningún sentido seguir metiéndole ruido a la vida diaria de los argentinos sin ninguna utilidad pública".

Comentá la nota