La oposición, dispuesta a apurar en el Congreso el recorte de los superpoderes

Desde la Coalición Cívica, la diputada Patricia Bullrich dijo que podrían discutirlo la semana próxima. Tanto ella como Federico Pinedo saludaron el anuncio de la Presidenta, aunque el legislador del PRO cuestionó que el tope sea el 5%.
Al menos una parte de la oposición ya salió a apurar los tiempos para que el Congreso apruebe el recorte a los superpoderes que anunció ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cediendo a uno de los principales reclamos opositores.

"Estamos dispuestos a tratarlo (al proyecto) el miércoles que viene", aseguró hoy la diputada de la Coalición Cívica Patricia Bullrich en declaraciones a radio Continental.

El proyecto anunciado por la Presidenta y que aún no fue publicado en el Boletín Oficial propone establecer un tope del 5% del presupuesto para los fondos que el jefe de Gabinete puede reasignar sin pasar por el Congreso. Los superpoderes –a los que Cristina tildó de "fábula" y "mito"- estaban entre los temas más cuestionados de la oposición que, tras el revés electoral del kirchnerismo, comienza a imponer su propia agenda legislativa, en particular de cara a la renovación de diciembre que dejará al oficialismo sin quórum propio.

"Nosotros estamos contentos. Hay una agenda que toda la sociedad compartió en estas elecciones y abrió temas que el Gobierno tenía clausurados", expresó Bullrich.

Con ella coincidió el diputado del PRO Federico Pinedo, quien sostuvo que la propuesta del Gobierno "es una medida en el buen rumbo". De todos modos, el macrista dijo que el límite del 5% le parece "mucho, aunque lo tenga (también el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri)" y recordó que fue el kirchnerismo el que transformó los superpoderes en atribuciones permanentes.

Al margen del saludo a la iniciativa, Bullrich también se acordó de cuestionar los decretos de necesidad y urgencia que puede dictar la Presidenta y a través de los que se realiza el grueso de los cambios al Presupuesto.

Desde el peronismo disidente, el diputado Jorge Sarghini fue mucho más crítico: "Esto no resuelve nada. Los superpoderes son inconstitucionales. Significan que el Ejecutivo puede modificar el presupuesto después que el Congreso votó la ley".

Desde el kirchnerismo, en cambio y previsiblemente, defendieron la iniciativa. E l apoderado del FPV, el diputado Jorge Landau, subrayó que "el mensaje es auspicioso, de mejor convivencia y distensión". Y el titular del bloque K en el Senado, Miguel Angel Pichetto, se encargó de resaltar que el Gobierno no reasignó "porcentajes superiores al 4%" con los superpoderes, al tiempo que adelantó que el proyecto ingresaría por el Senado.

Comentá la nota