La oposición no descarta autoconvocarse en el Parlamento

Si la presidente Cristina Kirchner no hace lugar al pedido de tratamiento por los fondos del Banco Central, los legisladores recurrirán al titular de la Cámara baja, Eduardo Fellner. Si tampoco logran una solución, la última alternativa será la autoconvocatoria.
La opo­si­ción in­sis­tió ayer con el pe­di­do a la pre­si­den­te Cris­ti­na Fer­nán­dez pa­ra que con­vo­que a se­sio­nes Ex­tra­or­di­na­rias en Di­pu­ta­dos, con el fin de tra­tar los de­cre­tos por el te­ma del Ban­co Cen­tral, pe­ro al mis­mo tiem­po ana­li­za una es­tra­te­gia al­ter­na­ti­va que con­tem­pla con una au­to­con­vo­ca­to­ria le­gis­la­ti­va. A par­tir de ma­ña­na, los dis­tin­tos par­ti­dos de la opo­si­ción re­to­ma­rán el con­tac­to in­for­mal y el miér­co­les es­tá pre­vis­ta una reu­nión en el Con­gre­so pa­ra eva­luar los pró­xi­mos pa­sos a se­guir, de acuer­do a la res­pues­ta que brin­de la man­da­ta­ria al pe­di­do que hi­cie­ron por me­dio de una car­ta el úl­ti­mo jue­ves. El di­pu­ta­do del Pe­ro­nis­mo Fe­de­ral Gus­ta­vo Fe­rra­ri sos­tu­vo ayer que "el Con­gre­so de­bió ha­ber te­ni­do la re­so­lu­ción de es­te pro­ble­ma des­de el pri­mer mo­men­to", ya que su rol es "ve­lar por la es­ta­bi­li­dad de la mo­ne­da", re­cor­dó. La in­ten­ción de la opo­si­ción es tra­tar en el re­cin­to los de­cre­tos que de­fi­nie­ron tan­to la uti­li­za­ción de re­ser­vas pa­ra el pa­go de la deu­da pú­bli­ca co­mo el que de­fi­nió la re­mo­ción de Mar­tín Re­dra­do de la ti­tu­la­ri­dad del Ban­co Cen­tral, que fue sus­pen­di­da por la Jus­ti­cia. Si Cris­ti­na Kirch­ner no ha­ce lu­gar al pe­di­do, re­cu­rri­rán al ti­tu­lar de la Cá­ma­ra ba­ja Eduar­do Fell­ner y si tam­po­co lo­gran una so­lu­ción, la úl­ti­ma al­ter­na­ti­va se­rá la au­to­con­vo­ca­to­ria, ame­na­zan des­de la opo­si­ción. Se­gún ad­vir­tió Fe­rra­ri, el ac­cio­nar del Po­der Eje­cu­ti­vo, al au­to­ri­zar por de­cre­to el uso de re­ser­vas pa­ra el pa­go de la deu­da y re­mo­ver a Re­dra­do, lo que es­tá "ha­cien­do es vio­lar la di­vi­sión de po­de­res" ya que se tra­ta de una en­ti­dad au­tár­qui­ca. "E­vi­den­te­men­te le to­ca al Con­gre­so, re­sol­ver tan­to la le­gi­ti­mi­dad de los de­cre­tos que tie­nen que ver con re­o­rien­tar las re­ser­vasy tam­bién la re­mo­ción" de Re­dra­do, ex­pli­có Fe­rra­ri. Des­de el ofi­cia­lis­mo, Agus­tín Ros­si acla­ró el vier­nes que la de­ci­sión so­bre un lla­ma­do a Ex­tra­or­di­na­rias es una fa­cul­tad pre­si­den­cial pe­ro que "co­mo blo­que par­la­men­ta­rio es­toy dis­pues­to a tra­tar­lo cuan­do se­a, si es en fe­bre­ro es en fe­bre­ro, si es en mar­zo es en mar­zo". Más allá de la lec­tu­ra del ofi­cia­lis­mo, Fe­rra­ri sos­tu­vo que "e­fec­ti­va­men­te en un ca­so co­mo es­te, en el que tra­ta­mos el te­ma de las re­ser­vas, pa­re­ce­ría que es­tá le­gi­ti­ma­da una au­to­con­vo­ca­to­ria" de las fuer­zas de la opo­si­ción. Sin em­bar­go, re­co­no­ció que "no se pue­de au­to­con­vo­car el Con­gre­so pa­ra cual­quier co­sa".

Comentá la nota