La oposición cuestionó el mensaje de los ruralistas

La UCR y el PJ disidente contra la Comisión de Enlace
Por primera vez desde que comenzó el cruento enfrentamiento entre el campo y el Gobierno, ayer dirigentes opositores de distintos sectores expresaron sus reservas y hasta cuestionaron los últimos movimientos de la Comisión de Enlace.

El primero en levantar la voz fue el diputado de Unión Pro Felipe Solá, que consideró que los dirigentes del agro "estuvieron demasiado agresivos" y "se pasaron de rosca" en sus exigencias al Gobierno.

Solá se refirió a la multitudinaria conferencia de prensa en la que las entidades que representan al campo aceptaron la invitación del Gobierno a dialogar, pero con exigencias y duras críticas al oficialismo.

"Ayer estuvieron demasiado agresivas, porque hicieron una conferencia de prensa frente a mil personas. Era un discurso más que una conferencia de prensa. Se pasaron de rosca", dijo Solá sobre las organizaciones ruralistas.

En ese acto, el campo había puesto como condición para aceptar la convocatoria de la Casa Rosada que en esa misma reunión, que se concretará pasado mañana, surjan las respuestas a pedidos concretos que hizo el sector. "Iremos y exigiremos", lo graficó el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati.

Solá, que el año último dejó el bloque kirchnerista por su rechazo a las políticas oficiales para el agro, planteó ayer sus diferencias con la ofensiva del campo. "No estuvieron así cuando estuvieron reunidos con todos nosotros, con los diputados, ahí estuvieron mucho más reflexivos", los cuestionó. Pero el diputado del peronismo disidente no fue el único que intentó ponerle límites a la estrategia ruralista.

Autolimitarse

El jefe de la bancada de la UCR en el Senado, Ernesto Sanz, opinó que la Comisión de Enlace está en todo su derecho de reclamar, como lo viene haciendo, por las cuestiones del campo, pero consideró que "el único límite que hay que cuidar es que en el fragor de las propuestas amplíen sus expectativas hasta querer armar una agenda política; porque para eso está el Congreso", separó los tantos Sanz.

El tema incluso surgió ayer en la Comisión de Agricultura y Ganadería, que se volvió a reunir después de nueve meses (ver página 6).

En ese escenario, el diputado Eduardo Macaluse (Solidaridad e Igualdad-Buenos Aires) dijo que "no tienen que gobernar ni la oposición ni las corporaciones a través de conferencias de prensa", en una clara referencia al mismo acto del campo que había criticado Solá.

Las opiniones que ayer realizaron referentes del peronismo disidente, la UCR y la izquierda no son nuevas en el Congreso. En rigor, desde hace un tiempo algunos opositores consideran en reserva que el campo se extralimita en sus reclamos y se involucró en áreas que exceden largamente la problemática rural.

Por eso, mientras algunos ven con buenos ojos que el ruralismo se haya metido de lleno en la arena política y tenga opinión sobre todos los temas relevantes, otros creen que debería limitarse a los reclamos sectoriales.

Comentá la nota