Oposición y MPN, contrapunto de interpelaciones

En la Legislatura, pretenden que el ministro Jorge Tobares explique qué hace con las usurpaciones de tierras, y a partir de allí, que explique buena parte de la política del gobierno. En el Deliberante, el tema es al revés: la oposición es el MPN, que quiere que vaya un funcionario como Juan Carlos Roca, para explicar el porqué de la "desatención e indiferencia" hacia urticantes temas en los barrios.
Es el momento de las interpelaciones legislativas. De hecho, un claro contrapunto político entre el MPN y las distintas fuerzas que conforman la oposición se puede detectar a partir de proclamadas citaciones a funcionarios. Primero, el bloque de la Concertación reclamó la comparencia del ministro de Gobierno, Jorge Tobares, en la Legislatura. Y después, este lunes, el bloque del MPN del Concejo Deliberante capitalino manifestó su interés en interpelar al secretario de Servicios Urbanos de la gestión Farizano, Juan Carlos Roca.

Tobares ha despertado amores y odios. Dentro y fuera del MPN. Al ministro que más ha negociado con los gremios de la CTA, le apuntan dardos el secretario general de UPCN Osvaldo Lorito; el radicalismo quiroguista; el PJ casi a pleno, salvo sectores como en el que revista Gabriel "Tom" Romero. Y lo defienden con entusiasmo el propio MPN oficialista, más aliados exóticos como UNE y el Frente Grande.

El tema concreto por el que se pretende que Tobares de explicaciones a los diputados también divide aguas en la política neuquina. Es el de las usurpaciones, y en particular, una toma que afirman fue "legalizada" por el ministro, para que un grupo de maestros organizado en una cooperativa flojita de papeles, encabezada por una directora de escuela, se asentara en un terreno lindante con el aeropuerto.

Se asegura que ese terreno no puede destinarse jamás –al menos mientras siga el aeropuerto donde está- porque ocupa un espacio previsto para una eventual emergencia en la estación aérea.

El caso de Roca es distinto, a nivel municipal. Roca es un funcionario histórico dentro de la gestión mayoritariamente radical del municipio capitalino, desde que ganara Horacio Quiroga aquellas elecciones clave de 1999. El MPN, y también Recrear, lo han seleccionado fríamente en las últimas semanas a partir de un hecho de fuerte impacto, como fue el accidente en el que una nena de cuatro años quedó aplastada por una hamaca en una plaza de la capital neuquina, en el barrio Municipal.

La nena, que es cuidada por sus abuelos, dio su propia declaración del hecho ante emisarios de la Fiscalía de graves delitos contra las personas, hace solo unos días. La familia espera justicia en sus dos vertientes: la penal, que investiga un posible hecho doloso con culpables; y la civil, que requerirá una indemnización por los daños provocados. La Municipalidad como institución, y particularmente Roca, están seriamente comprometidos en este tema, sobre todo después que desde el propio Deliberante se dieron pruebas de que la hamaca en cuestión estaba en la plaza desde el año 2007.

Este caso, más al menos dos hechos resonantes de perros que mordieron a personas, son la base para la citación a Roca de parte del MPN.

Tanto el tema que urge a los diputados respecto del ministro Tobares, como el de los concejales con el secretario Roca, son importantes en sí mismos. Pero es inocultable, cae por su propio peso, que a cada mandoble de la oposición al MPN, le sucederá una réplica símil cimitarra del partido provincial.

En medio de este contexto de tira y afloje político, este martes, como había anticipado este diario, irán funcionarios municipales al Deliberante para encarar otra explicación necesaria: lo que ocurre "de verdad" con la situación de los planes de viviendas que se construyen en la capital neuquina, entre ellos el de 140 viviendas en Valentina Sur, con un pronunciado retraso, y ahora, con la empresa adjudicada con el contrato recién rescindido por incumplimiento.

Comentá la nota