La oposición se une contra el fraude electoral

Los principales dirigentes de la oposición volvieron ayer a dar un gesto de unidad contra el Gobierno nacional al sellar un compromiso para fiscalizar de manera conjunta los próximos comicios de junio e implementar mecanismos que garanticen la transparencia del voto en todo el país.
"Estamos frente a un escenario de fraude. Lo hicieron en 2007 y lo van a volver a hacer. Por eso, cada elector debe ser fiscal de su propio voto", propuso el diputado del Frejuli Luis Lusquiños, durante la reunión del Encuentro por la transparencia electoral, donde estuvo la UCR, la Coalición Cívica, el PRO, el Socialismo, y Recrear.

Según la estimación que realizó el diputado Esteban Bullrich, cada partido necesitaría 100 mil fiscales para poder cubrir las mesas en todo el país, un número que resulta casi imposible para la mayoría de las fuerzas, por lo que convocaron a los ciudadanos independientes a sumarse a la fiscalización de los comicios.

También se detalló durante la reunión de ayer, en el Club Español, que los opositores solicitarán que haya un representante de la Justicia Electoral por cada escuela, que posea boletas de todos los partidos para ubicarlas en el cuarto oscuro en el caso de que haya un faltante.

Además, se podría crear la figura simbólica del fiscal general de la República, que velaría por el normal desarrollo de las elecciones, y para ese lugar ya habrían pensado en el rabino Sergio Bergman, reveló Lusquiños.

Esta es la segunda vez en menos de un mes que se congregan los referentes de la oposición para impulsar iniciativas conjuntas, como la última sesión especial que convocaron el 19 de marzo en el Congreso para tratar la suspensión de las retenciones móviles.

El jefe de la UCR, Gerardo Morales, reconoció que, en junio, los partidos "vamos a tomar caminos diferentes", pero tenemos la "vocación de trabajar en conjunto para los debates de los grandes temas del país".

Comentá la nota