La oposición avanza para modificar el presupuesto

Hay contactos para impulsar una ley rectificatoria que defina de dónde saldrá el dinero para la deuda
Envalentonada por la sentencia que frenó el pago de deuda con reservas, la oposición quiere avanzar en el control de los gastos del Gobierno, y los principales bloques empezaron a sondear un acuerdo para impulsar una ley rectificatoria del presupuesto, que determine de dónde saldrá el dinero para pagar los $ 25.000 millones de deuda que vencen este año.También reclamará discutir el aumento del gasto de cerca de $ 24.000 millones respecto de 2009, cuyo destino es difuso, ante la posibilidad de usar los superpoderes para reasignar partidas. Un sector de la oposición intentará, además, impedir el plan del Gobierno de usar las reservas para cancelar deuda con organismos multilaterales y no con acreedores particulares, como preveía el congelado Fondo del Bicentenario."El presupuesto que aprobó el Congreso es falso y necesitamos reformularlo", dijo a La Nacion el diputado Oscar Aguad (Córdoba), jefe del bloque radical. Lo mismo propuso la diputada Margarita Stolbizer,titular de la bancada Generación para un Encuentro Nacional (GEN). "Tenemos que rediscutir todo el presupuesto, que fue una ficción como siempre, pero agravada por el descontrol del gasto al que nos llevó este gobierno", sostuvo.

En el Senado el presidente del bloque radical, Ernesto Sanz (Mendoza), y la peronista disidente Liliana Negre de Alonso (Grupo Federal-San Luis) anunciaron que llevarán adelante la misma estrategia que sus compañeros de diputados.

Para el senador de la UCR, el Gobierno debe convocar al Congreso a sesiones extraordinarias o habilitar a sus bloques a dar quórum para reabrir el debate presupuestario: "Si el Gobierno confesó que el uso de las reservas iba a ser para gastos corrientes, ahora debe sincerar también el resto de las cuentas públicas".

Hacía referencia al informe que entregó la Casa Rosada a la Corte Suprema para explicar los motivos del Fondo del Bicentenario: ese texto sostenía que sin esos US$ 6559 millones de las reservas del Banco Central no se podría cumplir con la pauta presupuestaria para cubrir gastos y cumplir con los acreedores.

La reacción opositora fue inmediata: ¿qué pasa entonces con el presupuesto ahora que el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativa dejó sin efecto el fondo de reservas? Negre de Alonso explicó que el mecanismo debería ser una ley rectificatoria del presupuesto 2010, que se aprobó a fines del año pasado, antes de que el Poder Ejecutivo anunciara el plan de pagar deuda con reservas.

Allí se debería aclarar en qué se equivocó al ponderar los gastos, ingresos y deuda para este año y cómo lo va a resolver, añadió.

Lo que plantean los legisladores es que el Gobierno había incluido en el presupuesto 2010 casi 25.000 millones de dólares para el pago de deuda, pero en realidad no tienen esos fondos, como quedó claro a partir del intento por crear el Fondo del Bicentenario.

"Si las partidas no tienen financiamiento, hay que hacer el presupuesto de nuevo", dijo Aguad. El radical anunció a LA NACION que llevará su propuesta el miércoles a la reunión de su bancada y también la discutirá con los jefes de los demás bloques de la oposición esta semana.

Los líderes opositores creen que podrán juntar una mayoría para discutir sobre el gasto y la deuda en la Cámara de Diputados, donde el kirchnerismo quedó en clara minoría. Para eso deberán esperar hasta marzo, ya que la presidenta Cristina Kirchner ya anunció que no piensa convocar antes a sesiones extraordinarias.

A la avanzada sobre los gastos del Gobierno se suma la intención de la Coalición Cívica de oponerse al uso de reservas para cancelar deuda con organismos multilaterales de crédito. Así lo afirmó la diputada Patricia Bullrich. Su postura será que cualquier movimiento de fondos de ese tipo deberá pasar por el Congreso.

Pero otros bloques opositores, consultados por LA NACION, avisaron que no harán nada para trabar esa intención oficial. La UCR, Pro, GEN y Proyecto Sur entienden que cuando el Congreso aprobó el pago de deuda al FMI con reservas en 2005, se modificó la Carta Orgánica del Banco Central y quedó instaurado que esos fondos sí pueden usarse para pagarles a los organismos multilaterales.

El bloque Proyecto Sur, que lidera Fernando "Pino" Solanas, tendrá una propuesta diferenciadora. Claudio Lozano, el economista del grupo, consideró que el agujero fiscal real del presupuesto se eleva a $ 58.000 millones, la cifra total de la que no se especifica con qué se financiará.

Por eso presentó en 2009 un presupuesto que replanteaba "el esquema de subsidios a los capitales concentrados" (ronda los $ 40.000 millones) e insiste revisar la legitimidad y legalidad de la deuda pública.

En rojo

US$ 6559

Millones

* Es el monto del Fondo del Bicentenario que intentó crear el Gobierno para pagar deuda con reservas.

US$ 2187

Millones

* Son los vencimientos con organismos multilaterales. Ahora el Gobierno analiza pagar esas acreencias con reservas.

$ 25.000

Millones

* Es el total de la deuda que registra el presupuesto para 2010.

Comentá la nota