La oposición avaló la actitud de Cemborain.

Este miércoles 15 de abril a las 20hs se realizó la quinta sesión ordinaria del Concejo Deliberante, en la cual la comisión investigadora de los hechos que desembocaron en la agresión física al Intendente Municipal Jorge Luis Molina, por parte del Concejal Víctor Cemborain, el 27 de marzo del corriente año, emitió su fallo sobre dicho episodio.
El dictamen de la mayoría, que lleva la firma de los concejales Carolina Caló, Julián Dindart y Nelson Sheffer, éste último, Presidente del Cuerpo deliberativo, pidió como mínimo una suspensión por 10 sesiones consecutivas para el Concejal Víctor Cemborain, al considerar su accionar como una actitud "flagrante", incompatible con la función pública que ejerce.

El dictamen de minoría, firmado por los concejales Carlos Erro y Silvia Brouchoud, sugirió una sanción de 15 días para el Intendente y 15 sesiones para el Concejal Cemborain, aduciendo que el primer mandatario, durante la sesión realizada en la Sociedad Rural, que derivó en los hechos de público conocimiento, incurrió en graves acusaciones que ofendieron el buen nombre y la moral del concejal e incitaron a su reacción.

El Concejal Julián Dindart, fue el primero del bloque oficialista que habló, diciendo que se sentía decepcionado "porque este tema va a quedar sin solución", al considerarlo un hecho grave de ataque a la institución más importante que tiene la sociedad, el Intendente, y calificar al Concejal Cemborain, como "incapaz de ejercer control sobre su persona, y arremeter contra las instituciones públicas en reiteradas ocasiones, ante la falta de ideas, supliéndolas con el método de la violencia". Finalmente calificó a la oposición de "complacientes" con la actitud del concejal en cuestión.

El Concejal Matías Ríos fue más gráfico, y al ejemplificar su rechazo a la postura de la defensa de Cemborain, calificó esa actitud como una "desviación" de la verdad, trayendo a colación el episodio del asesinato del Intendente de Vera, Santa Fe, en manos de un concejal adversario, dejando entrever que entonces también habría que justificar aquel episodio, originado en situaciones de disputa electoral.

El Conceja Erro, el único miembro del bloque opositor que hizo uso de la palabra, diciendo que hay dos tipos de violencia, la violencia verbal y física, y que el Intendente incurrió reiteradas veces en la primera, no solo en esta ocasión sino también en otras.

Después de escuchar las defensas de parte de ambos bloques, opositores, y una vez puesto los dictámenes a consideración del cuerpo, al no contar ninguno con los dos tercios que se necesitarían para que tengan curso (el oficialismo estaba en ventaja por 6 a 4 pero no alcanzaba), se decidió archivar ambos dictámenes.

No obstante, cabe destacar que el Intendente Jorge Molina y sus asesores legales llevan adelante esta misma causa en la Justicia Penal.

Comentá la nota