La oposición apura la agenda legislativa

Buena parte de la oposición parlamentaria se reunió ayer para acordar la puesta en funcionamiento, en febrero, de las comisiones más importantes de la Cámara de Diputados. Los líderes de los bloques opositores quieren forzar así el tratamiento de algunos temas destacados de la agenda política que el oficialismo se negaba hasta ahora a debatir.
Según pudo saber Clarín, una de las comisiones que empezará a funcionar en pocos días es la de Asuntos Constitucionales, presidida por la diputada Graciela Camaño.

Esa comisión trataría una cuestión muy delicada para el Gobierno: la reforma del Consejo de la Magistratura, el organismo encargado de designar y remover a los jueces, que hoy cuenta con mayoría K gracias a las modificaciones en su composición que fueron votadas en su momento por el bloque del Frente para la Victoria. Ese proyecto fue impulsado por la actual presidenta, Cristina Kirchner, cuando era senadora.

Otro de los temas que el Congreso quiere tratar es el del plan de Asignación Universal por Hijo, un tema que la Casa Rosada implementó por decreto, sin pasar por el Congreso, a pesar de que contaba con el visto bueno de la mayoría de la oposición.

Comentá la nota