La oposición le apunta ahora al control de los DNU en el Congreso

La pelea es por la integración de la Bicameral que da validez a los decretos.
Acorde al objetivo de no darle tregua al oficialismo a partir de la nueva composición de la Cámara de Diputados, mientras terminaba anoche la negociación para repartir las comisiones permanentes, la oposición insistía en apoderarse de la mayoría en la estratégica Bicameral encargada de pronunciarse sobre la validez de los Decretos de Necesidad y Urgencia.

La discusión fina por las presidencias y los integrantes de las comisiones permanentes iba camino de un acuerdo cuando los referentes de los bloques anti K advirtieron que el próximo paso será asegurarse el control de los DNU que Cristina Kirchner eventualmente impulse durante el verano, en pleno receso del Parlamento. Por eso el apuro por modificar su integración, adecuándola a la nueva relación de fuerzas en la que el oficialismo pasó a ser minoría amplia en Diputados y acotada en el Senado.

La controversia sobre la comisión de Trámite Legislativo -que dictamina sobre los DNU y también sobre la compatibilidad de los vetos parciales-, surgió sobre el final de la sesión preparatoria del jueves pasado. La oposición intentó agregarla a la propuesta que logró imponer sobre el resto de las comisiones, pero el oficialismo se opuso porque no estaba dentro de las negociaciones.

Los opositores coincidieron en confirmar el acuerdo inicial y recién después volver a la carga por esa Bicameral. Diputados de distintos sectores insistieron ayer en la urgencia de avanzar con esa comisión. "El Gobierno ya amenazó con los vetos y la Presidenta demostró con el último DNU que piensa soslayar al Congreso. El oficialismo mantiene un doble estándar: apura las bicamerales que les interesa, como la de la ley de medios, y no las que permiten un control", aseguró la radical Silvana Giúdici. Se refería al decreto que de prorroga de las sesiones hasta ayer, cuando se se clausuró el mandato del Congreso anterior.

"Es una comisión permanente y la Constitución está por encima del reglamento de la Cámara. Se lo venimos planteando al oficialismo desde la sesión preparatoria", insistió la macrista Paula Bertol.

Desde la Coalición Cívica, el peronismo disidente y la centroizquierda coincidieron en el reclamo. "Es fundamental el control, esa comisión no frena y se tiene que constituir ahora", dijo Cecilia Merchán, de Libres del Sur. Desde el oficialismo no respondieron. La Bicameral está integrada por ocho diputados y ocho senadores, designados por el titular de cada Cámara a propuesta de los bloques según la proporción en cada una. En este último punto se viene una nueva disputa: el kirchnerismo sostiene que le corresponden cuatro por cada cuerpo, y la oposición pretende otra composición que le garantice mayoría.

La negociación final por las comisiones permanentes, instancia clave en los trámites legislativos, abarcó ayer todo el día, en distintos despachos del Congreso. Ninguno de los que participaron de las reuniones recordaba una rosca tan ardua para repartir estos cargos.Costó armar el rompecabezas para llenar los más de 1.400 casilleros, por los intereses cruzados y las peleas por espacios de poder entre tantos bloques. Como se había fijado, el kirchnerismo tendrá 25 presidencias y laz oposicion 20.

Comentá la nota