La oposición afgana denuncia un "fraude masivo"

El candidato presidencial Abdulá Abdulá, principal rival del actual mandatario de Afganistán, Hamid Karzai, denunció ayer "un fraude masivo" en las elecciones generales afganas del último jueves y aseguró que cuenta con pruebas para demostrar sus acusaciones.
El dato vino a agregar un nuevo elemento de incertidumbre sobre el futuro de este atribulado país, que en el día de los comicios se vio sacudido por más de 70 atentados que dejaron un saldo de cerca de 50 muertos. Los ataques fueron cometidos por la milicia fundamentalista talibán, que busca torpedear la elección y se opone a la presencia de las tropas occidentales de ocupación lideradas por Estados Unidos.

Ayer, la Comisión de Quejas Electorales dijo que las acusaciones de fraude han llegado a tal punto que podrían influir en el resultado final. Con respaldo de las Naciones Unidas, el organismo informó haber recibido 225 denuncias sobre irregularidades durante la votación o en el recuento que se prolongará por varios días.

Unas 35 de esas denuncias tienen "máxima prioridad" pues podrían incidir sobre el resultado final, sostuvo su director, Grant Kippen, durante una conferencia de prensa. Los hechos fueron compilados por observadores afganos e internacionales.

Abdulá, candidato y ex canciller en los inicios de la presidencia de Karzai, acusó por el fraude a su antiguo jefe político. "Los informes iniciales que disponemos del fraude masivo son alarmantes", declaró Abdulá. El líder opositor aseguró "tener pruebas de las denuncias". Hasta anoche, no había habido una reacción oficial a las denuncias por parte de la presidencia afgana. Los primeros datos oficiales conocidos indican que Karzai habría resultado vencedor de las presidenciales con más de un 70% de los votos, contra un 23% para Abdulá, según la agencia de noticias afgana Pajhwok.

La Comisión Electoral Independiente anunció que mañana hará público un 33% de los resultados del comicio, mientras que el resultado final provisorio se conocerá a principios de septiembre. La razón de la demora obedece al estado de guerra que azota al país y a problemas logísticos para el traslado de las urnas.

Comentá la nota