La oposición se abroquela

Acusando al Poder Ejecutivo de utilizar métodos de presión, los legisladores que no dieron el quórum para las extraordinarias afirmaron que todo lo hicieron por la dignidad del correntino.

Intentando deslindarse de la responsabilidad social que les cabe por no concurrir a sus lugares de trabajo, la legislatura correntina, y tratar leyes de importancia para Corrientes, votando o rechazando según su postura cada proyecto; la oposición decidió hacer público el porqué de su inasistencia a las seis convocatorias a inaugurar la Asamblea Legislativa.

Desde un comunicado enviado a la prensa, en el que intentan justificar la actitud de obstruir el periodo extraordinario de sesiones, aseguran que "lo único que no hubo fue la aceptación del diálogo. El Gobernador no aceptó hablar con los legisladores que queremos ser voz y no eco. Eligió cerrar esa puerta y abrir la de la violencia verbal y optó por ordenar a sus acólitos la estrategia del ataque".

El documento que lleva la firma de los Senadores Ricardo Colombi, Gustavo Canteros, Sergio Flinta, Raúl Balestra, Jorge Barrionuevo, Horacio Colombo, Gabriela Medici y los Diputados ManuelAguirre, Graciela Rodríguez, Noemí Cúneo, Rita Vanderlan, Raúl Martínez, Héctor López, Maria Inés Fagetti, Luís Badaracco, Tamandaré Ramírez Forte, Nora Nazar, Cristina Schroder y Alejandro Sitjá y Balbastro; acusa al gobierno de poner trabas a la sesión y por ende a la homologación de la herramienta financiera que permitiría el ingreso de 232 millones de pesos a las arcas provinciales.

Aún conociendo que el precio social a pagar será alto, volvieron de denunciar al gobierno, de no explicarles el destino de esos millones de pesos; poniendo en tela de juicio lo que ellos mismos sancionaron cuando votaron el presupuesto anual 2008. Por ejemplo, que el cincuenta por ciento de los excedentes irían para recomposiciones salariales.

Es decir que fueron ellos quienes borraron con el codo lo que escribieron con la mano, porque desde el gobierno, siempre estuvieron dispuestos a aclarar las dudas de los legisladores y fue el Ministro de Hacienda Sergio Tressens quien acudió a cada convocatoria de los Legisladores. Pero lo llamativo de todo, es que se puso en duda el cumplimiento de una norma sancionada por el Legislativo, y en cambio se intenta culpabilizar al gobierno de esos desaciertos.

Finalmente el documento, inoportuno si se quiere, sostiene que, "preferimos soportar todo el costo que debamos sobrellevar". Palabras con poco peso si se sabe que ya estudian presentaciones judiciales para frenar el avance de las presidencias de ambas Cámaras, de descontar las dietas por no ir a trabajar.

Comentá la nota