Una oportuna intervención hacia soluciones de fondo

Tras la medida cautelar dispuesta por la jueza de Familia, Marcela Trillini, que intimó al municipio a arreglar el cerco perimetral en el Vertedero y solucionar la falta de vigilancia, resta trabajar en la cuestión social, partiendo de un relevamiento de las familias que concurren al Vertedero para sacarlas de esa situación de riesgo social. Foto de Alejandra Bartoliche.
Marcela Trillini, jueza de Familia, se refirió a la medida cautelar dictada por la situación del vertedero y señaló que con ella se resuelve en un plazo de 30 días la situación de la falta de vigilancia y cerco para luego avanzar en el trabajo con los menores que asisten al vertedero puesto que de lo contrario, es imposible hacerlo.

Indicó que luego de lo "urgente, tenemos que trabajar con los chicos", que será un trabajo más arduo y concreto para que "estas familias puedan salir de este riesgo social en el que se encuentran".

Reconoció que recientemente se acrecentó el número de personas que asisten al vertedero, al margen de los integrantes de la Asociación de Recicladores de Bariloche (ARB) y destacó que en un prinicpio deberá trabajarse en la individualización para convocar a Acción Social del Municipio y Promoción Familiar, de Provincia, para que empiecen a trabajar con las familias. Luego se convocará a las defensoras para buscar la solución de fondo para "este riesgo social".

El punto de partida de este trabajo será la realización de un relevamiento de las familias que asisten, que fue encargado a los organismos, pero no se fijó un plazo para su concreción. A partir de este relevamiento, para el que se aporta un informe realizado por la Fundación Gente Nueva, "que está bastante actualizado", se conocerá cuántos chicos están escolarizados y la situación puntual en cada caso. Por ello Trillini consideró que el informe de la fundación "es un buen punto de partida para empezar a trabajar".

La jueza comentó que al realizar la inspección ocular no había menores, pero se constató la situación relativa a la falta de vigilancia, cerco perimetral roto y se dialogó con los presentes, tanto de la ARB como de la fundación Gente Nueva que dieron cuenta de la situación. Indicó que se corrió vista a las tres defensorías de menores para trabajar en el tema.

Comentá la nota