Oporto: "el nuevo es un modelo de escuela inclusiva no expulsiva"

El Director General de Escuelas y Cultura bonaerense, Mario Oporto, defendió hoy la reforma educativa provincial, que a partir de 2010 reemplazará la Escuela General Básica y el Polimodal por un solo ciclo.
El Director General de Escuelas y Cultura bonaerense, Mario Oporto, defendió hoy la reforma educativa provincial, que a partir de 2010 reemplazará la Escuela General Básica y el Polimodal por un solo ciclo, y sostuvo que "se trata de un modelo de escuela inclusiva, no expulsiva".

Oporto indicó que "hace dos años que estamos trabajando" en la transición hacia la nueva modalidad, que será también de seis años, y reafirmó que a partir de 2010 "desaparece el Polimodal y habrá un sólo modelo" de enseñanza secundaria en la provincia.

El funcionario resaltó que, con ello, "el chico que entra en la escuela en primer año va a permanecer en la institución los seis años" y durante ese tiempo "tendrá el mismo modo de evaluación, el mismo modo de asistencia y el mismo equipo directivo".

Admitió luego que en la actualidad "para los que van a ser cuarto, quinto y sexto año, tenemos alrededor del 15 por ciento de deserción escolar" e indicó que esa situación tiene que ver con "la falta de trabajo, falta de estimulo familiar", pero también con "la falta de un sistema educacional adecuado y atractivo para los chicos".

El funcionario señaló también que "hay un gran desplazamiento de adolescentes de la escuela común hacia la nocturna" y puntualizó que "parte de ellos son de clase media, que no se cambian por cuestiones vinculadas a lo social" como ocurre en otros casos.

"Hay una crisis cultural que hace que los chicos vean con poca claridad el futuro y en consecuencia vean con poca claridad el seguir estudiando", indicó en declaraciones a radio Continental.

"Los chicos no tienen claro la importancia de seguir estudiando o no" subrayó y consideró que para revertirla "hay que crear una cultura de la obligatoriedad".

Explicó que "pensamos en la obligatoriedad de la escuela, para que se decida a no expulsarlos sino a recibirlos y agotar toda la estrategia para que el chico progrese en su escolaridad" y también "en la obligatoriedad de los adolescentes, que tomen conciencia de que estudiar a veces no es lindo, pero es necesario y obligatorio".

Oporto consideró que el nuevo ordenamiento educativo ofrece una perspectiva favorable para revertir la situación y a pesar de que "los cambios implicarán numerosos problemas" se manifestó optimista.

"Son los problemas que nos gusta tener" porque "se trata de cuestiones que tienen que ver con la inclusión de alumnos en la escuela y no su expulsión".

El Director General de Escuelas y Cultura puntualizó que "este año la matrícula en la enseñanza secundaria creció en 30.000" alumnos en el distrito bonaerense y resaltó que "debemos lograr que el chico cuando entra, se quede en la escuela; se quede aprendiendo y egrese sabiendo. Ese es el gran desafío de la secundaria obligatoria"

Comentá la nota