Se oponen a la instalación de una antena

Una empresa de telefonía celular habría comenzado los trabajos para instalar una antena de retransmisión de señales. Por lo que ha podido saberse ya se habría formalizado el alquiler de un terreno ubicado en inmediaciones de calles 44 y 3, donde incluso ya se ha comenzado a acopiar materiales destinados a las tareas respectivas.
Esto motivó la automática reacción de los vecinos domiciliados en las inmediaciones, quienes se oponen a que se avance con esas intenciones porque se ven amenazados ante la falta de certezas en cuanto a los posibles efectos nocivos. Al respecto existen fundadas sospechas acerca de la contaminación producida por la emisión de este tipo de señales, lo que ha puesto sobre aviso a la gente que vive en la zona.

Incluso algún representante de la empresa habría estado en la zona tomando contacto con los pobladores con la intención de dar su versión de los hechos y bajar el nivel de tensión. Para desbaratar los temores habría descartando cualquier posibilidad de eventuales consecuencias y afirmó que la empresa cuenta con seguro como para responder ante alguna contingencia no deseada.

Rápidamente se dirigieron a la Municipalidad, donde fueron recibidos pro el secretario de Gobierno, Marcelo Battaglia, quien luego de escuchar las razones expuestas por los vecinos se ocupó personalmente del asunto.

Existe una ordenanza que impone un mínimo de 300 metros a la redonda con centro en la antena con respecto a la zona habitada. Dicen los vecinos que pocos metros más de esa medida se encuentra la Escuela N° 6.

En este mismo sentido afirman que dentro de esa circunferencia establecida por la ordenanza se ubican entre 20 y 25 viviendas.

En consecuencia, ante la posibilidad e que se instale esta antena de telefonía celular, los vecinos han tomado la iniciativa para agotar todas las instancias a fin de evitar que se instale en medio de una zona poblada un posible foco de contaminación.

Comentá la nota