La DC se opone a una democracia devaluada

Reivindican el rol del Acuerdo Cívico y Social.
"El Acuerdo Cívico y Social se construyó para conformar una opción opositora; y con los resultados de junio aparece en el horizonte como una alternativa de poder". Así lo consideraron, mediante un pronunciamiento oficial, los dirigentes de la Democracia Cristiana, José Páez (presidente), Edmundo Herrera (vicepresidente), Jorgelina Pagnuti (secretaria de Administración) y Elena Lazarte (prosecretaria de Administración).

En ese sentido, los opositores coincidieron en que deben convocar a sus militantes técnicos, profesionales y representantes de la sociedad civil para conformar un proyecto con el objetivo de atacar la pobreza, de promover el desarrollo productivo, de brindar una respuesta a los problemas del campo y de otorgar a los jubilados el 82% móvil.

"Esta alternativa de poder debe trabajar para brindar esperanza a cientos de miles de tucumanos que anhelan cambiar una democracia devaluada y plebiscitaria por otra que reconstruya, junto con los comprovincianos, los vínculos de solidaridad y participación, respeto por los principios de la República y la plena vigencia de la ética en la gestión de la cosa pública", manifestaron los democratacristianos.

Comentá la nota