Opiniones encontradas sobre las negociaciones entre Capitanich y Rozas

El encuentro del sábado entre Jorge Capitanich y Angel Rozas fue la noticia política de la semana que pasó, y dio lugar a interpretaciones muy disímiles. Mientras para algunos sectores, sobre todo el PJ y la UCR, se trata de una buena noticia, los partidos no mayoritarios creen que se trata de un acercamiento del que no caben esperar resultados positivos.
"Soy totalmente pesimista sobre Rozas", dice San Cristóbal

"Como iniciativa es buena, pero yo soy muy pesimista, porque Rozas lo que quiere es despedirlo a Capitanich, destruir el gobierno. No tiene un propósito colectivo de poner a la provincia por delante de sus propias aspiraciones personales", dijo Daniel San Cristóbal, del Frente Grande.

El legislador recordó que "todo lo que pasó en la Cámara desde octubre de 2007 hasta ahora, es decir los miles de pases a planta, el Operativo Retirada y demás, fueron cosas ideadas por él. Por eso, no creo que haya posibilidades de acordar con Rozas cuestiones positivas para la sociedad del Chaco".

Además, planteó que "no se puede firmar un acuerdo político en la provincia que no incluya resolver el desastre que Rozas hizo con el Superior Tribunal y la remoción de los tres jueces que puso él", dijo, refiriéndose a Ricardo Franco y a sus ex funcionarios Rolando Toledo y Ramón Avalos.

Martínez dice que no hay espacio para el optimismo

Carlos Martínez, del Movimiento Libres del Sur, consideró que "si bien toda reunión entre un gobernador y uno de sus antecesores en el cargo para un diálogo político es en principio positiva y genera una expectativa en la sociedad, hay que tener en cuenta con quién se dialoga, y a Rozas no lo ayudan los antecedentes".

"Si uno hablara con alguien que reconoce los errores que cometió en el pasado, que está dispuesto a respetar la voluntad popular, habría razones para el optimismo. Pero Rozas se negó a admitir que fue derrotado en junio y se niega a dar la presidencia de la Legislatura, además de ser quien creó un Superior Tribunal adicto, quien reprimió recurrentemente a los trabajadores, quien buscó garantizarles impunidad a sus funcionarios, quien malvendió las tierras públicas del Chaco", agregó.

El diputado dijo que por eso "lo lógico es descreer de las intenciones de Angel Rozas. Creo que las del gobernador son buenas, y hay un deseo muy fuerte de la sociedad de que haya consenso entre sus dirigentes, pero Rozas no es la clase de político que priorice el interés común. No quisiéramos ser pesimistas, pero tenemos que serlo".

Martínez citó también el pedido de desafuero promovido en su contra por Aída Ayala "como una señal más de que hay una concepción intolerante de lo que es la política, que impide pensar en acuerdos de fondo".

Maldonado: El acuerdo no se puede agotar en la presidencia de la Cámara

Para el diputado Hugo Maldonado, el diálogo iniciado entre el ex gobernador Angel Rosas y el actual primer mandatario provincial Jorge Capitanich podrá consolidar acuerdos, que opinó, deberán ir más allá de una salida al problema de la Cámara de Diputados.

La definición del funcionamiento de las mayorías especiales en el Poder Legislativo de cara a la paridad manifiesta que surgirá de la integración de los nuevos diputados; "la situación financiera de la provincia y los municipios" y la contención de los aumentos en los servicios públicos brindados o controlados por el Estado, fueron los ejes principales marcados por el presidente del bloque oficialista ayer ante la consulta de NORTE.

"Hacia delante, hay definiciones políticas muy importantes a tomar donde el oficial y la oposición tienen que encontrar puntos de coincidencia porque de ellas dependen muchas personas y el futuro de la provincia. Aparte de la presidencia de la Cámara, la situación financiera de la provincia y de los municipios es uno de los temas instalado en la agenda", valoró subrayando que "son temas que requieren de conversaciones".

"Particularmente me interesa que este tipo de reuniones garanticen la posibilidad de un dialogo real entre la oposición y el oficialismo. La foto de hoy es un símbolo muy importante" apareció para sumar a la agenda, los aumentos de los servicios públicos estatales y del transporte de pasajeros, de los que viene haciendo eje de su propio trabajo legislativo.

"Esto tiene que ver con el ajuste social, como el aumento de servicios con implicancia directa en la gente" anotó al respecto.

Sánchez valoró el gesto del gobernador

El presidente del bloque justicialista en la Cámara, Ricardo Sánchez, opinó que el encuentro entre Capitanich y Rozas "es una muy buena noticia" porque "indica que se ha avanzando en un diálogo político donde se trata de resolver un tema como el de la Legislatura, que si no tiene solución podría generar una crisis institucional sin precedentes en la provincia".

"Si se acuerda un mandato dividido de un año para cada fuerza se podría destrabar un tema que no debiera ocuparnos más de la cuenta, considerando que en la provincia hay otras cuestiones urgentes que atender", dijo.

Sánchez destacó "sobre todo la actitud del gobernador, que por su representación institucional podría haber desechado la posibilidad de un encuentro de este tipo, y sin embargo no tuvo problemas en hacer la convocatoria correspondiente y dialogar".

En cuanto a si el diálogo contendrá sólo a la cuestión de la presidencia legislativa, Sánchez estimó que "este podría abrir la puerta a otros temas. Creo que lo de la Cámara puede ser la excusa, si cabe el término, para extender el diálogo hacia otras cuestiones, si se destraba ésta".

El legislador se mostró optimista sobre un posible acuerdo. "La idea de un año de gestión para cada uno al frente de la Cámara es más que razonable", dijo, y consideró que "es importante que a este tema lo hablen Capitanich y Rozas, no otros niveles políticos, porque eso garantiza que se cumplirá lo acordado".

Comentá la nota