El operativo de seducción de Cristina Kirchner

Por Fernando Laborda

La decisión de la presidenta Cristina Kirchner de excluir a las empresas telefónicas de la posibilidad de participar del negocio de los medios audiovisuales fue el primer paso de un operativo de seducción, que demuestra la férrea voluntad del Poder Ejecutivo de lograr la aprobación del polémico proyecto de ley de radiodifusión antes del 10 de diciembre, cuando cambiará la composición del Congreso.

La jefa del Estado hizo así la primera concesión a sectores de la oposición que podrían llegar a votar favorablemente la iniciativa y también a legisladores del propio oficialismo que objetaron la posibilidad de que las compañías telefónicas ofrecieran el servicio de triple play (telefonía, televisión por cable e Internet).

La decisión de la Presidenta fue saludada por el diputado nacional electo Fernando "Pino" Solanas, quien la calificó como una "señal de sensatez política" y una "rectificación de errores", acercándose de este modo la posibilidad de que la decena de diputados de su sector apoye el proyecto oficial. Harían falta, claro está, otros cambios para satisfacerlos plenamente. Especialmente, modificar la cuestión de la autoridad de aplicación de la ley, que de acuerdo con la iniciativa del Gobierno, recaerá en un órgano dominado por representantes del Poder Ejecutivo.

No es la primera vez que Cristina Kirchner intenta acercarse al sector liderado por Solanas después de las elecciones legislativas del 28 de junio, en que el cineasta obtuvo un importante segundo puesto en el distrito porteño. Un día después de esas elecciones, la Presidenta le prodigó elogios durante una conferencia, al insinuar que el líder de Proyecto Sur tal vez encarnaba "la profundización del modelo" que el Gobierno no llegó a concretar.

Pocos días después, el Gobierno se deshizo del cuestionado secretario de Transporte, Ricardo Jaime, luego de que Solanas pidiese que se fuera el funcionario. Finalmente, ayer la Presidenta anunció la exclusión de las empresas telefónicas del triple play, tras declaraciones del dirigente de Proyecto Sur en las cuales calificó como "escandaloso" que esas compañías pudieran operar medios de comunicación audiovisuales.

De abrirse una negociación con los diputados de los bloques Solidaridad e Igualdad (SI) y del Proyecto Sur, vinculados con Solanas, el oficialismo podría garantizarse la aprobación del proyecto de radiodifusión en la Cámara baja por una diferencia mayor a la esperada.

El trámite en el Senado, pese a eso, no será sencillo, aunque el Poder Ejecutivo confía en aprovecharse de la delicada situación fiscal de algunas provincias para cambiar el voto de sus senadores por apoyo financiero.

En la víspera, el gobernador chubutense y precandidato presidencial, Mario Das Neves, tras confirmar que el Estado nacional le debe dinero a su provincia, aseguró que nunca sus senadores cambiarían su voto por el giro de esos fondos. Sin embargo, se negó a adelantar la posición que finalmente adoptarán en el recinto de la Cámara alta frente al proyecto sobre medios audiovisuales.

Comentá la nota