Operativo 2011 de Scioli

Aunque el mandatario sostiene que no es tiempo de postulaciones, volvió a dejar abierta la posibilidad de presentarse como candidato para gobernar la Provincia por otro período.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, insitió ayer con su reelección en la Provincia para 2011. "Dios dirá y la gente definirá", dijo en relación a continuar al frente del gobierno bonaerense por un nuevo período. La de ayer no fue la primera vez que Scioli se refiere a su reelección. Sin ir más lejos, cuatro días atrás el gobernador dijo: "Si la gente ve que puedo seguir, seguiré".

Sin embargo, ayer el mandatario provincial evitó en todo momento una definición tajante y prefirió destacar la "planificación estratégica" a la que apunta en el distrito. "Tenemos claro de dónde venimos y hacia dónde vamos, y se lo quiero explicar a la ciudadanía de la Provincia en ocasión de cumplirse la mitad de mi mandato. Qué reformas ya pusimos en marcha; qué resultados obtuvimos; cómo vamos a seguir modernizando el Estado", enumeró.

Antes, el encargado de instalar la reelección de Scioli había sido su jefe de Gabinete y hombre de confianza, Alberto Pérez. Al ministro político de la Provincia le siguieren otros funcionarios y algunos legisladores, que avalaron la candidatura del gobernador.

Pero Scioli prefiere ser más cauto. "Acabamos de terminar una elección y creo que es momento, más que hablar de candidaturas, de ocuparnos de los temas que a la sociedad le preocupa, y a la gente hoy lo que más le preocupa -y lo que más me preocupa- es el tema de la seguridad. Después, lo demás, Dios dirá, la ciudadanía definirá, veremos cómo resulta todo", sostuvo.

Scioli no viene de una buena experiencia electoral. En las elecciones del 28 de junio pasado, acompañando a Néstor Kirchner como candidato a diputado nacional testimonial, fue derrotado por la lista de Unión-Pro que encabezó Francisco De Narváez.

Pese a la derrota electoral y a la caída de la popularidad que viene registrando el ex presidente en los últimos años, Scioli no logra despegarse del kirchnersimo. Al contrario, días atrás admitió: "Soy peronista y trabajé con distintas administraciones, pero con la que más me he comprometido es con Néstor y Cristina (Kirchner)". Es por eso que se deduce que su posible candidatura en la Provincia sería dentro de un armado kirchnerista.

Sin embargo, el gobernador dijo que "no" quiere distraerse con "un tema el cual puede ser mal interpretado. Tengo la responsabilidad, y más en una Argentina que se va normalizando, de explicar qué es lo que hemos hecho y qué estamos pensando hacia el futuro", consideró sobre su candidatura.

Comentá la nota