Operarios del frigorífico "La Brava" cortarían la Ruta Nº 5.

A las 6 se reunirán frente a la empresa y definirán los pasos a seguir. El corte sería entre las 8 y 11. Aseguran que el frigorífico tiene los fondos para abonar los salarios de la segunda quincena de marzo. Se quejaron por la situación laboral irregular de algunos empleados
Los trabajadores del frigorífico "La Brava", volverán a las medidas de fuerza hoy cuando a las 6 se reintegren a sus labores en la empresa. El delegado gremial de los trabajadores, Julio César Portillo, adelantó que la idea que ronda entre los operarios es cortar la Ruta Nº 5 desde las primeras horas del día.

Según los trabajadores, los empresarios cortaron el diálogo y les ponen excusas para no abonarle los salarios.

"Sabemos que en la empresa hay dinero. Se faenan 1.200 cabezas de ganado por semana a razón de 70 mil pesos, y nos dicen que no tienen fondos para pagar las quincenas. Creemos que es una tomada de pelo. Por ello, desde las primeras horas de mañana (por hoy) nos reuniremos en asamblea y determinaremos a qué hora cortar la ruta 5, si es que no hay novedades de pago", explicó Portillo en diálogo con "época".

Además Portillo disparó contra la subsecretaria de Trabajo, Laura Vischi, señalando que en las conciliaciones laborales, la funcionaria "no defiende los derechos de los trabajadores".

"Parecería que siempre está del lado de la patronal. Ella debería estar del lado de los trabajadores. Hay trabajadores en negro en la empresa y ella no hace nada", dijo.

Los trabajadores piden que se les abone la segunda quincena de marzo que se les adeuda a 56 operarios del frigorífico.

Asimismo, expresó que existe un gran malestar entre los empleados ya que la situación económica que les toca vivir no es la mejor y siendo que hay mucho trabajo para hacer en el frigorífico.

"Hay mucho malestar entre los compañeros porque ven que se factura y sin embargo no se nos paga. Vamos a seguir con el paro y además vamos a cortar la ruta. Sabemos que tenemos razón, que no estamos pidiendo nada que no corresponda", manifestó el gremialista que pertenece al Sindicato de la Carne.

Desde la empresa argumentan que la crisis mundial se hace sentir en el sector y que esto, sumado al no envió de los subsidios nacionales, complican la situación financiera de la firma. En tanto, los trabajadores manifiestan que ellos no pueden ser los que sufran las causas de la crisis.

"Cuando la producción es de alta rentabilidad, nosotros no participamos de las ganancias, pero cuando hay crisis nosotros debemos sufrir los efectos del ajuste. No es un problema nuestro que no envíen los subsidios desde nación", expresó Portillo.

Comentá la nota