Los operarios del EPAS responsabilizan a las empresas privadas

Los operarios del Ente Provincial de Agua y Saneamiento señalaron a las empresas privadas que operan en el oeste de la capital y que tienen a cargo el servicio de distribución como las responsables de los cortes que se registraron durante la semana pasada.
Ayer la Junta Interna de ATE en la empresa pública recordó que el servicio de distribución en los barrios del oeste está concedido a constructoras privadas y denunció además que entre ellas mismas "se sabotean" para garantizar la llegada del agua "a la cuadrícula de la ciudad que a cada una le corresponde". El encargado de hacer la denuncia fue el delegado de la Junta Interna de ATE, Carlos Trecaman, quien sostuvo que en la "otra mitad de la ciudad", la que crece al este de la avenida Argentina-Olascoaga, "no se registran problemas mayores" y que ese sector es el que está a cargo del personal de planta del ente.

En una conferencia de prensa que la junta interna dio en las escalinatas de la empresa provincial ayer a mediodía, Trecaman también sostuvo que son unas 17 firmas las que están contratadas por el EPAS. Al margen de deslindar responsabilidades, los operarios, como en otras oportunidades, denunciaron un supuesto "complot" de estas empresas, a las que acusaron de intentar desprestigiar a la firma pública para conseguir la supuesta tercerización total del servicio. Dijeron también que tan sólo en el 2008, y según datos que dan cuenta de la transferencia a las firmas, Neuquén pagó $ 2.325.744,20 en reparación y conservación de redes de agua.

Comentá la nota