Operarios de EMSA reconstruyeron líneas troncales afectadas por el tornado

Tras un intenso trabajo a destajo que se inició apenas pasado el tornado que azotó el lunes a San Pedro, los casi cien operarios de Electricidad de Misiones apostados en la zona del desastre por indicaciones del presidente de la empresa, Héctor López Ricci, lograron reconstruir el viernes las líneas troncales de electricidad que llevan energía a San Antonio y Bernardo de Irigoyen, con lo que se normalizó el suministro. Desde el momento del tornado, la demanda en ambas ciudades estuvo atendida con generadores de la empresa.

La tarea de reconstrucción de las líneas de media tensión se realizó en tiempo récord teniendo en cuenta que el vendaval provocó la caída o desaparición de una importante infraestructura, compuesta por más de 70 postes, algunos incluso de hormigón armado y de gran peso y altura, que literalmente fueron arrancados de cuajo por los fuertes vientos, además de cables y transformadores también dañados en su totalidad.

Con la normalización del servicio en las dos localidades vecinas afectadas por la destrucción de líneas en zonas de espeso monte, la tarea continuará ahora en la reconstrucción de los numerosos tendidos rurales también desaparecidos. De hecho, este sábado se inició la reconstrucción de la línea troncal que lleva energía al paraje Santa Rosa. El trabajo buscará proveer del suministro a las instalaciones principales, para dejarlo preparado para el servicio domiciliario una vez iniciada la reconstrucción de las viviendas.

Para el trabajo la empresa dispuso de maquinaria especialmente preparada para el ingreso a las zonas de monte y a la apertura de picadas alternativas a los caminos intransitables por el barro. Es así que con motoarrastradoras, tractores y otra maquinaria pesada se logró despejar gran cantidad de árboles caídos e ingresar a las camionetas, camiones, hidrogrúas y barquillas de altura para el trabajo requerido.

Comentá la nota