Operadores turísticos piden a gritos el feriado de carnaval

Lo más fructífero de la temporada estival se registró los fines de semanas. Por ello, empresarios y comerciantes aguardan ansiosos que el Gobierno nacional rinda tributo al Rey Momo y estire así el fin de semana del 21 y 22 al 23 de febrero.
Se estima que la declinación que sufrió la Costa Atlántica durante febrero, en lo que respecta a la cantidad de visitantes, oscila entre el 20 y 25 por ciento.

Es por ello que los sectores que se nutren de los ingresos generados por el turismo reclaman con urgencia la declaración del feriado de carnaval, una decisión que daría un respiro a sus achicados bolsillos.

El recambio turístico de la segunda quincena de este mes dejó al desnudo una merma difícil de remontar para quienes viven de los recursos producidos por la “fábrica sin chimeneas”. Encima, el tempranero inicio de clases y los efectos de la crisis económica siguen amenazando.

En consecuencia, la necesidad de implementar el último fin de semana largo del verano se hace extrema y, aunque las perspectivas no son del todo buenas, la solución parece estar al alcance de la mano.

Comentá la nota