Las operaciones inmobiliarias disminuyeron un 30 por ciento.

La retracción de la economía también se siente en el mercado de los alquileres de viviendas y comercios.
La crisis económica internacional y su impacto en la economía argentina ya se siente en la mayoría de los sectores de la economía. En el rubro inmobiliario de la ciudad Capital las operaciones disminuyeron más de un 30 por ciento, según pudo establecer NUEVA RIOJA en un relevamiento que realizó en los últimos días en el sector y que marca a las claras la dimensión de la crisis que se está viviendo.

Las cifras relevadas determinan que en los últimos meses la cantidad de operaciones de compra y venta de inmuebles cayó un 30 por ciento en comparación con igual periodo del año pasado.

La clave está en la notable retracción del consumo y la falta de confianza al momento de realizar una inversión.

Los empresarios del sector explicaron que existen dos factores fundamentales: la gente espera que el horizonte económico esté más claro para saber cuál es el valor real de las propiedades y también existen dudas sobre el monto que alcanzará el dólar luego de las elecciones del próximo 28 de junio.

A diferencia de lo que ocurría en otras crisis económicas del país, los inversores riojano parece que no están tomando a los ladrillos como una inversión segura.

Alquileres

El escenario no es muy diferente en el mercado de los alquileres en la ciudad Capital.

Si bien se trata de un mercado más estable, la realidad es que los empresarios hablan de una sensible disminución en la cantidad de viviendas alquiladas.

Este mercado tiene una dependencia directa de la cantidad de estudiantes que cursan sus carreras universitarias en cualquier de las tres Casas de Altos estudios de la ciudad.

En este sentido, las inmobiliarias notaron que en los últimos meses los estudiantes cambiaron sus hábitos. "Antes vivían cómo máximo dos o tres juntos, ahora están metiéndose en casas en dónde entran cinco o seis personas", comentaron en una de las inmobiliarias consultadas para esta nota.

El mercado de alquileres crece en los primeros meses del año, en septiembre y en los últimos días de cada año, según explicaron desde las empresas consultadas.

"La demanda continúa, pero la realidad cambió y en el mercado universitario es en dónde más se sintió", dijeron en reiteradas oportunidades.

Negocios

Una de los aspectos en dónde la crisis se hizo más evidente para los capitalinos es en la cantidad de comercios que abandonaron los locales que alquilaban en el micro centro de la ciudad.

En las inmobiliarias hablan de la aparición de un nuevo fenómeno: precio por ubicación. Los negocios sacrifican lugares preferenciales en el micro centro de la ciudad para trasladarse más lejos, pero con menores costos fijos.

Los precios en el micro centro de la ciudad aumentaron en el último año más de un 25 por ciento, y los comerciantes sintieron el impacto de esta nueva realidad.

Aunque en los últimos dos meses no existieron grandes modificaciones en los precios, la realidad es que es visible la cantidad de locales vacíos en el centro de la ciudad.

Hace poco más de un mes NUEVA RIOJA publicó un informe en el cual explicó que el Centro Comercial e Industrial de la ciudad detectó que más de 600 locales cerraron sus puertas en los últimos meses. El precio de los alquileres sería justamente una de las claves de este escenario.

Comentá la nota