"La Operación Jaque fue de EE.UU."

Un nuevo testigo desmiente al gobierno colombiano y denuncia que Operación Jaque, el rescate hollywoodense que resultó en la liberación de Ingrid Betancourt y los tres rehenes estadounidenses fue un operativo de Estados Unidos. La periodista colombiana Cecilia Vega rompió el silencio, antes de lanzar su libro Raúl Reyes, si la montaña hablara.
En un adelanto a los medios colombianos, la mujer que fue sindicada durante años por los servicios secretos colombianos como la amante del fallecido número dos de las FARC y que hace tres se exilió en Estados Unidos, contó que antes de la muerte de Reyes estaba mediando entre Washington y la guerrilla colombiana. Según relató, el FBI y la CIA querían intercambiar a sus tres conciudadanos por un trato judicial favorable para los dos cabecillas de las FARC detenidos en Estados Unidos, alias Simón Trinidad y Sonia.

Cuidándose de no revelar demasiado de su libro, Vega también confirmó otro rumor. "Los tres estadounidenses eran agentes de la CIA", sentenció la periodista. "En el proceso de mediación y cuando estuve en Washington me quedó claro que lo eran y que el jefe de la CIA en Bogotá era el más preocupado por su gente", agregó la mujer de 45 años.

Hay muchas razones para creerle a Vega. Primero no es la primera que denuncia la mano de Washington en el rescate militar más famoso de la historia de Colombia. Lo hizo la oposición colombiana y el emisario secreto del gobierno francés Noël Saez. Segundo, la ex corresponsal de la cadena colombiana RCN conocía muy de cerca a Reyes. A finales de los noventa, conoció al líder guerrillero en el Caguán, durante el proceso de paz con el gobierno de Andrés Pastrana. Allí lo entrevistó varias veces y hasta entabló una amistad.

Durante los años siguientes se intercambiaron decenas de mails, como quedó demostrado cuando el gobierno colombiano difundió parte del contenido de la computadora del ex número dos de la guerrilla. En 2005, publicó una extensa entrevista en el diario estadounidense El Nuevo Herald, junto con unas fotos de la celebración del cumpleaños número 55 del canciller de las FARC.

Por último, no es la única de su familia con historial de mediadora y, particularmente, con contactos con las autoridades estadounidenses. Su hermano, el fotógrafo Baruch Vega, es conocido en Colombia por haber negociado la entrega de la mayoría de la cúpula del cartel del Norte del Valle a la DEA. Según relató esta semana, fue su hermano quien le presentó a los agentes del FBI y la CIA que le propusieron negociar con Reyes la liberación de los tres rehenes estadounidenses.

Vega adelantó que dará todos los detalles de la mediación y de los operativos de inteligencia estadounidenses en los que participó en su próximo libro. Mientras tanto, tiró un adelanto. "El funcionario de Estados Unidos que orientó la captura de Simón Trinidad en Ecuador en 2003 fue el mismo que influyó en la Operación Jaque", aseguró la periodista. Al cierre de esta edición, ni el gobierno colombiano ni la embajada estadounidense en Bogotá comentaron sobre las declaraciones de Vega.

Comentá la nota