"Operación cosmética" en el Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy

La presidenta del bloque de concejales del PJ en la Capital, Patricia Armella, celebró los anuncios efectuados por el titular del deliberante, Juan Carlos Abud, en cuanto a mejoras edilicias en el local donde funciona el cuerpo, pero advirtió que "lo que en realidad el ciudadano busca de sus concejales y empleados es mayor control en el cumplimiento de las ordenanzas".
La polémica se generó a partir de anuncios de Abud quien prometió mejoras en la infraestructura del edificio legislativo, acción social, capacitación y servicios para todos los empleados del organismo "sin que importe el color político de los destinatarios".

"Me parece perfecto que el presidente Abud tenga la intención de optimizar el funcionamiento del organismo, pero también hay que recordar que mientras esto sucede, la actual gestión ha congelado toda posibilidad de mejora salarial de los empleados del Concejo Deliberante. Muchos viven hoy un futuro incierto en su situación laboral ante la posibilidad de perderlos por cuestiones políticas, o por la falta de promulgación de la Ordenanza de Presupuesto 2010 que estable el modo de distribución de los recursos de la institución", advirtió Armella.

En cuanto a las obras de infraestructura del edificio legislativo que incluyen la reparación del acceso vehicular al mismo para evitar que los automóviles de funcionarios y visitantes sufran deterioros, la instalación de una confitería o bar y la contratación de un servicio de emergencia médica para los empleados (SAE), la concejala dijo que se trata de una "operación cosmética muy interesante aunque consideró que lo que en realidad el ciudadano busca de sus concejales y empleados es mayor control en el cumplimiento de las ordenanzas sancionadas por el cuerpo".

A modo de ejemplo, recordó algunas de estas normativas que están en vigencia y que no se cumplen: "la referida al ordenamiento del tránsito en la cual se obliga que las unidades del transporte público de pasajero circulen en buen estado, el uso del casco, del celular, los espacios libre de humo y por sobre todo que se controle el manejo que hace el Ejecutivo municipal de los Fondos de la Soja que deberían destinarse para la obra pública en la ciudad, entre otras".

"La ciudad no necesita maquillaje –subrayó- sino controles efectivos al cumplimiento de las ordenanzas que sancionamos los concejales y la realización de obra pública que beneficie a todos los sectores de la comunidad y no a unos cuantos".

Comentá la nota