LA OPERACIÓN BUSCARÁ ACHATAR LA CURVA DE VENCIMIENTOS Boden 2012: anuncian la próxima semana el pago anticipado y canje voluntario

El Gobierno tentará a los tenedores del Boden 2012 con el pago anticipado de una suma en efectivo y otro bono a largo plazo. Aún no hay definiciones sobre el nuevo título
La decisión finalmente se tomó y a mediados de la próxima semana se hará oficial. El Gobierno propondrá un canje voluntario a los tenedores de Boden 2012. La oferta consiste en pagar por anticipado el cupón de capital que vence el 3 de agosto –implica una erogación de u$s 2.300 millones– y canjear por un nuevo bonos los cupones que vencen en 2010 y 2012, que suman otros u$s 7.000 millones.

El Boden 2012 fue entregado a los ahorristas afectados por el corralito en 2001 y en la actualidad se estima que más que un 80% de la emisión está en manos de inversores institucionales, incluido bancos de la plaza local. El Estado, en sucesivas operaciones de recompra, tiene en cartera el 11% de la emisión global.

El Ministerio de Economía estudió distintas alternativas de un nuevo bono para ofrecer en el canje y la decisión final se tomará en los próximos días en función de conversaciones oficiosa que se mantienen con los principales bancos internacionales que oficiará como canales para seducir a los tenedores. Lo que se busca, es definir el mayor plazo al que están dispuesto los inversores a tomar un bono argentino. La decisión, de todas maneras, se tomará en la Casa de Gobierno.

La Argentina está imposibilitada de acceder a los mercados financieros voluntarios de deuda más allá de como consecuencia de la crisis financiera global –en lo que va del año, países emergentes lograron colocar deuda por u$s 55.000 millones entre bonos soberanos y corporativos– por eso acude a los canjes voluntarios, como el concretado el año pasado con los préstamos garantizados que también estaban en manos de bancos e inversores institucionales.

La última colocación fue en agosto de 2008, el Boden 2015 a Venezuela por u$s 1.500 millones a una tasa de 15% que se asimiló a una tasa de default.

En el último mes los bonos argentinos experimentaron una fuerte recuperación (desde abril subieron 24%) impulsados por recompra del Estado y por la aceptación de una mejor posición fiscal del país que aleja los temores de un default. El riesgo país cayó ayer 4,9%, para ubicarse en 1474 puntos.

La operación de canje que planteará ahora la administración de Cristina Fernández implica un pago en efectivo de u$s 2.000 millones (la diferencia corresponderá a acreditaciones intra sector público) que se harán con fondos del Tesoro, sin acudir a las reservas del Banco Central.

El otro vencimiento importante de deuda será en diciembre, por u$s 1.800 millones que corresponden al cupón atado al PIB. En este caso, la tenencia del Estado alcanza a la mitad, por lo que todavía no se analizó la posibilidad de una oferta de canje.

Con las operaciones de recompra realizadas a través de la ANSeS, el Banco Nación y el Banco Central, se estima que el Gobierno logró un ahorro de u$s 1.200 millones en pago de intereses.

Comentá la nota