La OPEP se une para que suba el petróleo

Preocupada por la constante caída de los precios desde julio, acordó un recorte récord de producción; fuerte crítica de Washington
ORAN, Argelia.- Con el fin de poner freno a la caída en el precio del petróleo, en picada desde que estalló la crisis financiera, la OPEP anunció ayer un recorte récord de 2,2 millones de barriles diarios de su oferta, y obtuvo el apoyo de Rusia y Azerbaiján, dos países que no son miembros del cartel, pero que también son grandes productores de crudo.

El acuerdo de los 13 miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) busca establecer un piso para los precios, que han caído más de 100 dólares (70 por ciento) desde el máximo histórico de casi 150 dólares, alcanzado en julio pasado. El anuncio, sin embargo, no logró hacer repuntar la cotización del barril de crudo, que ayer en Nueva York cayó a su nivel más bajo desde julio de 2004.

El nuevo recorte acordado en la 151a. conferencia ministerial de la OPEP, celebrada en la ciudad argelina de Orán, se suma a las reducciones por un total de dos millones de barriles diarios anunciadas en septiembre y octubre, que hasta ahora no han logrado frenar el desplome de las cotizaciones.

El recorte adicional de 2,2 millones de barriles diarios entrará en vigor el 1° de enero, y dejará la cuota oficial de la OPEP en 24,84 millones de barriles diarios.

Es el mayor recorte acordado de una vez por la OPEP, y pulveriza la anterior marca de marzo de 1999, cuando se pactó la reducción de 1,72 millones de barriles diarios después de que cayera a menos de 10 dólares. En ese momento, la medida tuvo el efecto deseado, ya que un año más tarde el precio se disparó a más de 30 dólares.

"El impacto de la grave desaceleración económica mundial ha conducido a una destrucción de la demanda" y los precios "han caído más de 90 dólares desde comienzos de julio de 2008", señaló el presidente del cartel, Chakib Khelil, al justificar el histórico recorte de la oferta.

"Hicimos más de lo que esperaban. Esperamos haberlos sorprendido", añadió, con la esperanza de que el recorte de 2,2 millones de barriles diarios logre eventualmente hacer repuntar los precios del petróleo.

Sin embargo, en Nueva York el barril de West Texas Intermediate (WTI) llegó a caer por debajo de los 40 dólares y finalmente cerró a 40,06, el valor más bajo en cuatro años y medio. El mercado estuvo influenciado por los datos publicados sobre las reservas de productos petroleros en Estados Unidos, que se incrementaron más de lo que habían previsto los analistas.

La Casa Blanca rápidamente condenó el intento de la OPEP de terminar con los bajos precios del petróleo. "La OPEP tiene la obligación de mantener al mercado bien abastecido y de considerar la salud de la economía mundial, así que los esfuerzos por limitar los beneficios de los menores precios de la energía son imprudentes", dijo el vocero presidencial Tony Fratto.

Una profunda recesión está amenazando con disminuir la demanda mundial durante dos años, y algunos analistas consideran que el recorte podría no ser suficiente para detener el derrumbe de los precios.

"Será difícil que los recortes ejerzan alguna presión sobre el precio en un ambiente económico que se deteriora", dijo Gary Ross, presidente ejecutivo de la consultora PIRA Energy. Los analistas de Merrill Lynch incluso han pronosticado que si China entra en recesión, el precio del barril del petróleo podría llegar a los 25 dólares.

Derrumbe

Desesperada ante el derrumbe de la demanda generada por la crisis económica mundial, que ha deprimido los precios en 70% desde su récord de casi 150 dólares el barril en julio, la OPEP invitó a Orán a Rusia, Azerbaiján, Omán y Siria, otros productores que no integran el cartel, para coordinar posiciones.

Rusia, que disputa a Arabia Saudita el rango de primer productor mundial de petróleo, prometió un recorte "de 320.000 barriles diarios" de sus exportaciones de crudo si la situación lo amerita, tras haber recortado ya 350.000 barriles diarios en noviembre, dijo el viceprimer ministro Igor Sechin en Orán.

Azerbaiján también está dispuesto a sumarse al recorte de la OPEP, declaró su ministro de Energía, Natik Aliev. "Ayudaremos con hasta 300.000 barriles diarios", indicó.

Arabia Saudita había puesto el ejemplo al reducir el suministro a los clientes aún antes de que se acordara un recorte para ayudar a impulsar los precios por sobre el nivel de 75 dólares por barril, que el rey saudita, Abdullah, consideró "justo". Ali al-Naimi, ministro de Petróleo saudita, fue el primero que públicamente pidió recortes de dos millones de barriles por día antes de la reunión de Orán.

"El propósito del recorte es llevar el mercado a un equilibrio y evitar la volatilidad en los precios", dijo.

En el mismo sentido, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, señaló ayer que el acuerdo de la OPEP busca equilibrar el petróleo en un precio intermedio. "Pensamos que debe equilibrarse entre 70, 80, 90 dólares el barril, que es un precio justo. Estaba demasiado alto, ahora está demasiado bajo. Va a buscar un punto intermedio, seguro", afirmó Chávez en declaraciones a periodistas en el balneario brasileño de Costa do Sauípe, en donde participa de una cumbre latinoamericana.

Khelil precisó que la OPEP volverá a reunirse el 15 de marzo en Viena para evaluar la situación del mercado, y que por ahora "no parece realmente necesario reunirse antes para tomar otra decisión".

El recorte, pese a que es el más grande que se haya realizado de una sola vez, no logró contrarrestar los temores del mundo sobre el estado de la economía. Y en Estados Unidos, primer consumidor mundial de crudo, ni siquiera la decisión de la Reserva Federal de reducir las tasas de interés casi a cero logró entusiasmar demasiado a los mercados.

Agencias AFP, AP, EFE y Reuters

70%

Cayó el crudo desde julio

* En ese mes, llegó al récord de 147 dólares por barril. Ayer, cerró a 40,06 dólares

Comentá la nota