US Open: Del Potro deberá esperar hasta hoy para conocer a su rival

Por la insesante lluvia se retrasó el choque de cuartos de final entre Nadal y González, de donde saldrá el rival que el argentino enfrentará en semifinales. Así, la final masculina se definirá el lunes
El temporal de lluvia y viento que desde la noche del jueves se ensañó con Nueva York, provocó ayer la cancelación total de la programación del US Open de tenis, con lo que el último Grand Slam de la temporada recién concluirá el lunes, un día más tarde de lo habitual.

Tras varias horas de idas y vueltas a la espera de una mejora en las condiciones, con los jugadores gastando el tiempo como podían en su salón y el público sentado bajo paraguas en el estadio central Arthur Ashe, la organización del torneo decidió cortar por lo sano ante la inclemencia metereológica y la falta de un estadio techado en el complejo de Flushing Meadows.

El partido de cuartos de final entre el español Rafael Nadal y el chileno Fernando González, interrumpido el jueves con el marcador a favor del primero por 7-6 (7-4) y 6-6 (3-2), pasó para hoy al mediodía. Y por consiguiente, las semis entre el suizo Roger Federer y el serbio Novak Djokovic, y el argentino Juan Martín del Potro y el ganador de Nadal-González quedaron para el domingo.

Y por tercera vez en la historia desde que la sede del US Open fue trasladada de Forest Hills a Flushing Meadows, en 1978, la final masculina quedará para el lunes.

El antecedente más cercano fue el año pasado, cuando la lluvia malogró la jornada de semis masculinas del sábado y motivó que la final que Federer le ganó al escocés Andy Murray terminara jugándose el primer día hábil de la semana. Y el primer caso se dio en 1987, cuando el estadounidense Ivan Lendl superó al sueco Mats Wilander.

En tanto, las semis femeninas, previstas originalmente para ayer, también se jugarán hoy.

El choque entre la danesa Caroline Wozniacki y la belga Yanina Wickmayer fue reprogramado para después del match Nadal-González, también sobre el Arthur Ashe, que por la noche será escenario de la semi entre la local Serena Williams, defensora del título, y la belga Kim Clijsters.

La final de mujeres, entre ambas ganadoras, se dispuará en la noche del domingo, tras las semis masculinas.

A diferencia del Abierto de Australia y de Wimbledon -que este año estrenó techo retráctil-, el US Open no cuenta con un court "protegido" que permita continuar con la actividad los días con mal tiempo.

Comentá la nota