La opción de los ex AFJP

Por David Cufré.

La Anses dictó ayer dos resoluciones que involucran a ex afiliados a las AFJP. Como anticipó Página/12, la primera tiene que ver con aquellos que habían hecho aportes voluntarios a su cuenta de capitalización.

Son 325 mil personas que ingresaron un promedio de 729 pesos cada una (aunque el 80 por ciento aportó menos de 100 pesos y sólo 23 afiliados integraron más de 500 mil). El organismo previsional dispuso que esas personas podrán optar hasta el 31 de marzo de 2010 por quién administrará ese dinero. Puede ser la propia Anses o alguna AFJP que se reconvierta para tal fin. En este caso, las empresas tienen treinta días hábiles para completar la tarea. La segunda resolución que apareció ayer en el Boletín Oficial iguala a los jubilados derivados de las ex AFJP con los de reparto, ya que a partir de enero los primeros cobrarán su jubilación a mes corriente, en lugar de a mes vencido.

Ambas medidas eran esperadas con ansiedad por los involucrados. A casi un año de la reforma previsional que terminó con el régimen de capitalización, esas cuestiones estaban pendientes. Había insistentes reclamos de jubilados que hasta fines de 2008 cobraban en una AFJP por alcanzar el beneficio que ya venían recibiendo los jubilados de reparto: cobrar su haber a mes corriente. Eso ocurrirá a partir de enero de 2010, con lo cual tendrán un motivo más para celebrar la desaparición de las administradoras privadas. En enero, esos jubilados cobrarán el haber correspondiente a diciembre y al de enero, para quedar igual que el resto. Y de febrero en adelante tendrán el mismo calendario que los que venían de reparto.

La otra resolución ordena la situación de aquellos que habían hecho aportes voluntarios a las AFJP. Son 325 mil personas que en total habían integrado 235 millones de pesos en catorce años de funcionamiento de las AFJP. El 93 por ciento de los casos integró menos de mil pesos, y el 80 por ciento aportó menos de 100 pesos. Hubo apenas 23 personas que pusieron más de 500 mil pesos en su cuenta. La media de los aportes, en tanto, era de 729 pesos. En este grupo se contabilizan los afiliados que recibieron lo que se conoce como "depósitos convenidos", que era dinero que los empleadores volcaban en la cuenta de sus empleados. La gran mayoría de los casos era de personal jerárquico.

La resolución establece que tanto quienes ya se jubilaron como los que están en actividad pueden optar por el administrador de ese dinero. Las alternativas son la Anses o una AFJP que se reconvierta para prestar el servicio. Hasta el momento, la única interesada sería la ex AFJP del Banco Nación. Los 325 mil involucrados tienen tiempo para decidirse hasta el último día hábil de marzo de 2010. Deberán hacerlo completando un formulario a través de Internet en la página de la Anses (www.anses.gov.ar). Pasada esa fecha, los que no hayan elegido quedarán dentro del sistema estatal.

El organismo previsional utilizará la siguiente fórmula para calcular cómo se incorpora el dinero de los aportes voluntarios a la jubilación. El total de los fondos acumulados se actualizarán por el índice de movilidad de las jubilaciones, que este año determinó una suba de casi 20 por ciento. Es decir, si un ex afiliado a una AFJP tenía 1000 pesos de aportes voluntarios o depósitos convenidos, el fondo crecerá hasta casi 1200 pesos. Esa suma se dividirá luego por 120 (en reparto, para fijar el haber inicial se contabilizan los últimos diez años de aportes). El resultado es 10 pesos, que se multiplicarán por 1,5 por cada año aportado. El resultado se agregará al haber inicial por aportes obligatorios o al que ya están cobrando los jubilados.

La norma dice textualmente: los aportes voluntarios que pasen a la Anses "darán a sus titulares el derecho a percibir una suma de carácter mensual que se agregará al monto del beneficio que pudiera corresponderles". En ningún caso el organismo previsional les dará la plata en efectivo a los aportantes. En cuanto a las ex AFJP, la resolución les otorga treinta días hábiles para informar si están dispuestas a reconvertirse para esta función.

Comentá la nota