Son once los monos muertos en comunas de frontera correntinas

SAN CARLOS. La aparición de tres simios carayá sin vida registrada ayer a 5 kilómetros de esta localidad eleva a once la cifra especímenes que se sospecha pudieron haber sido víctimas de la fiebre amarilla, aunque aún deben esperarse los resultados de los análisis pertinentes.
El titular de la Zona Sanitaria Quinta, Marcelo Giménez, confirmó el hallazgo de los nuevo ejemplares que se suman los cinco encontrados días atrás en Colonia Liebig y los tres en la localidad de Garruchos.

"Sólo se pudieron tomar muestras de uno de los tres nuevos ejemplares, porque los otros dos se encontraban una vez más en avanzado estado de descomposición", explicó el funcionario provincial.

De los once monos encontrados hasta el momento, sólo a dos se les pudieron tomar muestras de hígado, riñón, corazón y bazo, que ya fueron enviados a Buenos Aires para el análisis que determinará las causas de los decesos.

Según especificó el funcionario, los resultados se conocerían recién el viernes próximo o el lunes 12.

Giménez especificó que en paralelo a los hallazgos se continúa intensificando la campaña de vacunación en toda la zona fronteriza con la provincia de Misiones, donde ya ha sido vacunada más del 95 por ciento de la población.

Pese al alto grado de inoculación, los móviles sanitarios y los médicos del Ministerio de Salud Pública continúan un intenso recorrido casa por casa, así como en todos los barrios y la zona rural de la zona, para disminuir a la máxima expresión posible el índice de riesgo.

"Hemos encontrado muy buena predisposición en la gente, mientras tanto continuamos a la espera de los resultados de los análisis que estarían para este viernes o más tardar el lunes próximo", agregó el responsable de la Zona Sanitaria Quinta.

Cabe recordar que desde la semana pasada se intensificó el rastrillaje en localidades como San Carlos, Garruchos, Colonia Liebig y Garabí, con el objeto de vacunar al 100 por ciento de la población objetivo.

Comentá la nota