ONCCA: más irregularidades en los pagos de subsidios

Una empresa que falseó documentación siguió cobrando por un feed lot pampeano.
Uno de los más estrechos colaboradores de Ricardo Echegaray en la ONCCA, el "coordinador general" Marcelo Utje, estuvo al tanto de una irregularidad detectada por personal del organismo: en 2008, el feed lot pampeano La Gitana SA cobró unos 78.000 pesos en subsidios a pesar de haber falseado su número de RENSPA, algo así como el DNI de los ganaderos. El dato se conoció en mayo pasado. Sin embargo tres meses después, el 10 de agosto, ese mismo feed lot volvió a recibir 194.270 pesos.

Todo parecía andar bien en el caso de La Gitana SA. Como corresponde, el establecimiento estaba habilitado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentarias (SENASA). Tenía 11 corrales para el engorde de bovinos en un campo de 21.300 hectáreas de Utracán, La Pampa, y mostraba un asiduo movimiento de animales. Por eso el año pasado cobró compensaciones: por Resolución 3816 le asignaron 2.822 pesos por abril de ese año; y por Resolución 4.072 le sumaron otros 75.530 pesos por el bimestre mayo/junio.

El problema surgió cuando la empresa inició el trámite para cobrar los subsidios de meses posteriores. Y es que La Gitana SA elevó a la ONCCA las correspondientes planillas con un número de RENSPA (Registro Sanitario) diferente al de sus dos presentaciones iniciales. Esto generó sospechas en los empleados del organismo, que pidieron informes al SENASA. El resultado de esa gestión fue todavía más sorprendente: ninguno de los RENSPA previos coincidía con el real. Para que quede claro: la firma cobró con el número habilitante 10.02.0.00061/00; luego pretendió cobrar con el 10.022.0.00013/01; y más tarde se confirmó que su número ante SENASA era el 10.022.00342/00.

El expediente que daba cuenta de esta irregularidad, según pudo saber Clarín, estuvo en manos de Utje, quien debería haber ordenado revisar los pagos previos. Sin embargo, el 10 de agosto se publicó otra Resolución, la 6672/09, asignando más subsidios a la misma empresa. Mejor dicho: ya no era "La Gitana" sino "La Gitana Argentina". Pero su CUIT era igual. Cobró por julio/diciembre 2008 un total de 194.270 pesos.

El curioso cambio de nombres tiene explicación. La Gitana SA se inscribió ante la AFIP en 1991, y declaró domicilio en Capital Federal. Pero en junio de 2006 decidió mudarse a Don Torcuato, provincia de Buenos Aires. Y en abril de 2007 también cambió su razón social: pasó a ser "La Gitana Argentina". Así quedó hasta noviembre de 2007, cuando en reunión de directorio "rectificó" todas las decisiones anteriores. Según el diario oficial bonaerense del 5 de noviembre de 2008, volvió a ser simplemente "La Gitana".

Estos raros movimientos parecen haber sido ignorados por la ONCCA a la hora de pagarle subsidios. Y otro tanto sucedió con el falseamiento de los RENSPA.

Utje, uno de los marplatenses que llegó a la ONCCA junto con Echegaray, todavía sigue siendo su "coordinador general" a pesar del cambio de manos y el desembarco en esa Oficina del santacruceño Juan Manuel Campillo. Con ese cargo figura todavía en la web institucional. Y en ese cargo parecía seguir cuando días atrás anunció a los trabajadores que iban a armar "nuevos equipos de fiscalización" para detectar irregularidades como las que, al menos en este caso, él mismo desechó.

Comentá la nota