El Onabe dejó de lado intimaciones de desalojo en Ituzaingó

Tras la reunión que el intendente de la ciudad, Manuel Valdés, mantuvo con los técnicos y administrativos del Organismo Nacional de Administración de los Bienes del Estado (Onabe) “quedo desactivado” las intimaciones de desalojo que se realizaron a los comerciantes del barrio Mil Viviendas quienes habitaban inmuebles construidos por la Entidad Binacional Yacyretá.
“Se acordó que cada 15 días se realizará una reunión en Ituzaingó y en Buenos Aires con los comerciantes afectados, funcionarios municipales y tecnicos de la Onabe para regularizar la situación de quienes están atrasados en sus cuentas”, dijo Valdés.

“Hay aproximadamente 600 pobladores en condiciones de recibir la titularización de las viviendas y hay otras 530 que deberán regularizar su situación”, explicó el intendente.

El gerente de Asuntos Institucionales del organismo nacional, Adrián Merlo, ya había adelantado que “no se va a dejar a nadie en la calle”, pese a las intimaciones recibidas tanto por vecinos como comerciantes de las Mil Viviendas de Ituzaingó

Merlo explicó que “sólo se trata de un procedimiento formal para la legalización de los dominios y sus ocupantes”.

Detalló que “solo era un paso legal que teníamos que dar” y adelantó que “aquellos que tengan cómo demostrar que oportunamente compraron y pagaron la totalidad, o hicieron una entrega y deben pagar las cuotas se los atenderá y se regularizará su situación”.

“Este es un trabajo de regularización, no vamos a echar a ningún ocupante de los locales comerciales”, aseguró Merlo.

En relación con los dominios reclamados al Municipio, dijo que también han realizado intimaciones que tienen que ver con el cumplimiento de un aspecto legal.

Comentá la nota