La omisión no inquieta a ATE

Rodríguez cree que existen vías para designar 8.000 contratados.
"No tenemos cifras ciertas sobre cuántos serán los estatales que serán designados en planta permanente. Unos dicen que serán 5.000 empleados, y otros hablan de hasta 8.000 contratados. El número real y definitivo lo tiene que dar la Dirección de Cómputos de la Provincia, para no tener que depender de cada repartición". Esto afirmó el sindicalista Raúl Rodríguez.

El dirigente de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) aclaró que, en la Dirección de Cómputos, son confeccionadas las boletas de sueldo de todos los trabajadores públicos y se registra el ingreso al cargo, dos datos clave para determinar quiénes son los beneficiarios.

El compromiso de blanquear a los transitorios forma parte del acuerdo alcanzado por gremios estatales con el Gobierno para destrabar ese frente de conflicto, junto con un aporte extraordinario de $ 250 para este mes.

Fin de la incertidumbre

"La designación es un logro muy importante para los compañeros que no estaban en planta permanente, en especial en el interior, porque eran rehenes de los intendentes y de los comisionados rurales. Ahora tendrán seguro su salario y no deberán esperar hasta ver si les renovaban los contratos. Antes, el apriete era muy grande y, muchas veces, la continuidad dependía de la cara de cada uno", dijo Rodríguez. Incluso, mencionó la importancia para la atención médica ya que, sin estabilidad, en el Subsidio de Salud les exigían la presentación de un garante para contar con la correspondiente cobertura.

El dirigente aclaró que el acuerdo incluye a todos los empleados transitorios con más de tres años de antigüedad en el cargo. Esto abarca a los designados por la actual gestión, aparte de los nombrados en municipios y comunas. El convenio también comprende al personal de los entes descentralizados.

El gremialista minimizó la ausencia de la previsión relacionada con las designaciones en el proyecto de presupuesto 2010, que será debatido por la Legislatura. "Ese trámite lo debe hacer el Gobierno. Puede ser por un decreto de necesidad y urgencia o por un cambio en la propia iniciativa. No creo que haya problemas porque la Cámara está con el Poder Ejecutivo", recalcó.

Comentá la nota