La OMIC había recibido una denuncia contra Constructora Saladillo

El domingo los damnificados se manifestaron frente al local de la empresa. La OMIC ya había realizado una audiencia de la que participaron el denunciante y un representante de la misma.
El domingo, vecinos de Saladillo realizaron un escrache frente a las oficinas que la empresa Constructora Saladillo tiene en el edificio Mayo para repudiar lo que consideran un estafa por parte de los responsables de la misma.

Una denuncia por tal motivo fue presentada en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) hace alrededor de dos meses e incluso se realizó la primera audiencia entre las partes involucradas.

El encargado administrativo de la OMIC, Jeremías Paoltroni, explicó que un cliente de Constructora Saladillo había presentado su reclamo debido a que había adquirido una vivienda y no se había terminado su construcción, bajo los términos de incumplimiento contractual.

En la primera audiencia concretada se dio un plazo a la empresa para que ofreciera una propuesta a efectos de lograr un acuerdo con el reclamante en una audiencia que se realizará próximamente.

Consultado sobre si la manifestación realizada el domingo por los damnificados podría afectar de algún modo las negociaciones o la relación entre el reclamante y la empresa, Paoltroni desestimó dicha posibilidad. Asimismo señaló que en el escrache participó un grupo de vecinos mientras que en la OMIC se ha presentado una sola denuncia particular.

Por otra parte, el encargado de la OMIC informó que se ha recibido en la oficina ubicada en el primer piso de la Casa de Campo otra denuncia contra la constructora de Viviendas Ullum y contra Viviendas Zárate.

En este último caso, por no tener competencia ya que el contrato había sido efectuado en La Matanza, se dio intervención a la OMIC de dicha localidad. Este reclamo fue abordado en el programa televisivo CQC (Caiga Quien Caiga) ante la protesta realizada por los damnificados.

Otros reclamos

Las altas tarifas en los servicios de gas y luz fueron motivo de muchos reclamos ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor.

Una vez subsidiadas por el Estado Nacional dichas tarifas se redujeron, pero en la próxima factura podrán notarse nuevamente los incrementos.

Por tal motivo, Paoltroni explicó que los vecinos de Saladillo continuaron reclamando a pesar de los precios subsidiados. "En la próxima factura, el usuario podrá optar por pagar con el incremento efectuado por decreto 2067 o sin él", dijo.

En otros rubros, la OMIC está trabajando en base a los reclamos presentados contra las empresas de telefonía fija o celular, y últimamente, sobre los planes de pagos que ofrecen algunas empresas que concurren a la ciudad para vender automóviles 0 km. "En algunos de los casos podríamos encontrar cláusulas abusivas en el contrato, así que estamos trabajando en eso", informó.

Comentá la nota