La "omertá" kirchnerista

Por: Ricardo Kirschbaum.

La "doble Nelson" oficial sobre los medios acaba de ser desnudada por un funcionario que se animó a contar lo que muchos callan. Por un lado, avanzan sobre los medios audiovisuales; por el otro, sofocan a los diarios.

El control se establecería sobre la independencia periodística y la autonomía económica. La descripción del plan es tan explícita como contundente. Como lo ha dicho Guillermo Moreno en la reunión con los representantes estatales en Papel Prensa, el plan tiene el visto bueno de la Presidenta. Su objetivo es controlar a los diarios a través de la provisión y el precio del papel. Se trata de un proyecto que incluye la amenaza de súbitas fracturas vertebrales a los que violen la "omertá". Esa expeditiva tarea estaría a cargo de los "muchachos" que están a las órdenes del secretario de Comercio.El compromiso de silencio mafioso está extendido. La publicación del acta notarial con la descripción del plan por un funcionario designado por este Gobierno no mereció ningún comentario oficial. Ese silencio convalida hasta la orden de matonear a quienes se animen a denunciar la instigación de actos ilegales.

Una senadora cambia su voto sobre la ley de Medios, luego que su gobernador, derrotado en las elecciones y enchastrado por la muerte de un hombre que manejaba publicidad oficial, pactara su impunidad con el Gobierno; otro senador que representa a un general preso por graves violaciones a los derechos humanos se pronuncia a favor de la ley. Pero no por las razones oficiales sino por todo lo contrario. No se lo cree nadie. Todo vale para un Gobierno que usa cualquier medio para alcanzar su objetivo. Aún hay ingenuos que siguen creyendo que lo que anima a este proyecto es la épica y no el autoritarismo. Será tarde para lágrimas cuando descubran la verdad.

Comentá la nota