Omar De Marchi: "Sin nuestro esfuerzo, al PD le hubiera ido peor".

El demócrata salió tercero, pero igual logró ser reelecto. Niega actuar con personalismo y se queja porque muchos no trabajaron en la campaña.
El diputado nacional reelecto del PD, Omar De Marchi, defendió su campaña, pese a los magros resultados obtenidos. Y aunque admitió "que se pueden haber cometido errores", está convencido de que realizó un gran esfuerzo para evitar que a los demócratas les fuera peor.

"Dejamos el alma en la cancha", señaló, a la vez que criticó a "aquellos que no se sumaron a la campaña".

-Si bien el Partido Demócrata obtuvo más votos que en el 2005, mantiene el tercer lugar y usted retiene su banca a través de un porcentaje muy ajustado.

-Teníamos la expectativa de obtener más votos. De todas formas, si no hubiéramos hecho una intensa tarea en todos los rincones de la provincia, sin ese esfuerzo, nuestro partido hubiera quedado en alrededor del 10 % de los votos.

-Su partido incluso perdió un par de legisladores.

-Es cierto y frente a esto me remito a la primera pregunta. Si bien creo que vamos a tener que revisar nuestra estrategia, insisto en que el PD desarrolló una campaña muy activa, con estrategias novedosas, lo que impidió que nos fuera peor. No hay que olvidar que hubo elecciones en las que nuestro partido apenas sumó seis puntos.

-¿No es necesaria una autocrítica entonces?

-Esa mayor cantidad de votos no quita que el resultado nos está indicando que debemos realizar una reflexión puertas adentro para encarar los tiempos que vienen. Es importante para esto que todo el partido se encolumne, porque nadie puede negar que hubo más de un dirigente que observó la campaña desde su casa. Y eso es lo que no debe volver a ocurrir.

-Esa falta de participación que menciona, ¿no cree que pueda haber estado originada en la forma en que usted se manejó? Más de uno lamenta dentro del partido que ésta fuera una campaña con una gran dosis de personalismo.

-El personalismo es un mito, ya que quien quiere trabajar en un partido político tiene espacio suficiente para hacerlo. Y el que invoca el personalismo busca excusas para no trabajar. Y si hubo errores, con la participación de aquellos que no se sumaron, tal vez se podrían haber evitado.

El hecho es que hubo una elección interna que convalidó a autoridades y candidatos. Y lo que un buen demócrata tiene que hacer a partir de ahí es sumarse para trabajar en favor del resultado partidario.

-Como quiera que sea, el Partido Demócrata se mantiene estancado y entre sus dirigentes hay quienes, como Omar Parisi, se plantean por qué ocurre esto.

-Insisto en que si todos los dirigentes hubiéramos trabajado con el compromiso que el partido nos exige, seguramente el resultado podría haber sido mejor.

-¿Cuál es su análisis de la elección?

-En términos generales, lo ocurrió el 28 es es que la gente no votó a favor de nadie, ni de una propuesta de cambio, sino en contra de... Fue un rechazo a Kirchner y no había correo más directo para expresarlo que Julio Cobos.

-Si miramos hacia adelante, teniendo en cuenta que el PD se alió a Macri, ¿que hará si con vistas al 2011 él se vuelca al PJ?

-Ésa es una hipótesis de futuro no confirmada y no quiero opinar sobre una base tan poco consistente.Si tal cosa ocurriera, oportunamente se plantearía dentro del partido. Pero sí puedo decir que el Partido Justicialista, tal cual lo concebimos, ya no existe.

-¿Y qué es entonces el peronismo hoy?

-Entiendo que es la nutriente de las dos fuerzas que debe haber en el país en el futuro: una centroizquierda moderada y una centroderecha moderada. De hecho ya lo fue en esta elección porque en el Acuerdo Cívico y Social a nivel nacional había peronistas. Y su vez el justicialismo nutrió también el espacio de Mauricio Macri.

Comentá la nota